La “primavera de las patrias” suele terminar en el helado invierno de los cementerios.

Nicolás Sartorius





foto mía

Fotografía de Iván Espínola



Hola.

Soy José Carlos Canalda, nacido en la ciudad de Alcalá de Henares el 1 de septiembre de 1958. Soy doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Alcalá, y trabajo desde 1986 en el Instituto de Estructura de la Materia, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (C.S.I.C.) en Madrid.

Mis dos principales aficiones, reflejadas en esta página web, son la historia de mi ciudad natal y la ciencia ficción.

Mi faceta histórica se traduce en un buen puñado de artículos publicados en diversos medios alcalaínos, o bien ya directamente en esta página.

En lo que respecta a la ciencia ficción, no sólo soy lector apasionado desde muy joven sino que también escribo, tanto artículos y ensayos, como relatos.

Causa o consecuencia -no lo tengo demasiado claro- de esta última es mi interés por la ciencia, que cristalizó en mi formación universitaria. Por esta razón, no podían faltar aquí un espacio reservado a la divulgación científica. Esta sección se complementa con mi currículum profesional relativo a mi actividad dentro del ámbito de la investigación científica.

No podían faltar aquí mis artículos de opinión, de variadas temáticas incluyendo las Reflexiones intrascendentes, unos pequeños comentarios escritos en clave de ironía sobre diversos temas, y las cartas al director que a lo largo del tiempo he ido enviando a diferentes periódicos y medios de comunicación, con independencia de que éstas llegaran a ser publicadas o no.

Poco es lo que hay que explicar del apartado Humor, salvo que siempre vendrá bien una sonrisa que nos alegre siquiera brevemente la vida.

En la sección Personal vienen recogidos algunos trabajos sobre aspectos personales míos o bien relacionados conmigo, tales como mis nombres y apellidos, o mi día y mi año de nacimiento.

Agrupo, dentro de Miscelánea, todos aquellos artículos y trabajos de temática diversa que, por diferentes razones, no tiene todavía la suficiente entidad como para contar con una sección propia, aunque sí con vocación de poderla tener en un futuro.

A título de curiosidad estadística he incluido un listado de los artículos más visitados y, espero, también los más leídos.

Tampoco podía faltar, por razones obvias, una relación de las últimas novedades y actualizaciones introducidas en cualquiera de las secciones anteriores.

El apartado Herramientas recoge, por último, una serie de utilidades ideadas para facilitar la navegación por la página. Éstas consisten en un mapa esquemático que permite visitar cualquier sección o subsección, un buscador -de Google- específico para ella, un tablón de anuncios donde queda reflejada la información relativa a todos aquellos eventos que considero interesante recordar y, para finalizar, mi dirección de correo electrónico con objeto de que todo aquel que lo desee pueda entrar en contacto conmigo.

A diferencia de los blogs, que están organizados siguiendo una secuencia lineal, la página está estructurada de forma ramificada, con tantas subdivisiones como han sido necesarias para cada una de las diferentes secciones. Por esta razón he procurado que la navegación, siguiendo los menús desplegables situados en la cabecera, sea lo más sencilla e intuitiva posible. Hay dos tipos diferentes de menús: uno de color negro para avanzar por las sucesivas subdivisiones de cada sección, y otro de color burdeos para retroceder en dirección al menú principal. Ambos cuentan con un segundo nivel desplegable mediante el cual es posible atajar, saltando de una rama lateral a otra, sin necesidad de tener que avanzar o retroceder hasta el nodo común. Aunque era posible crear más subniveles, estimé que habría resultado demasiado confuso y que la mejora no compensaría la complicación introducida. Una vez alcanzado el menú de presentación de la sección elegida, se puede acceder a un artículo determinado pulsando sobre el título o, en ocasiones, sobre el icono correspondiente.

La fuente tipográfica que he elegido para los textos es la conocida con el nombre de Georgia, una de las más cómodas de leer en un monitor de ordenador dado que fue diseñada precisamente con ese fin. Otras fuentes que utilizo son Arial para los titulares y los menús, Comic Sans para los encabezamientos y Tahoma para los pies de las ilustraciones. Puesto que todas ellas son de uso libre y están incluidas en Windows no debería haber problemas para cargarlas en ningún ordenador que funcione con este sistema operativo, aunque no puedo garantizar que ocurra lo mismo en otros entornos como Linux, Android o Mac.

En cualquier caso, de no existir éstas siempre aparecerán en su lugar otras más o menos equivalentes, previsiblemente la sempiterna Times New Roman en sustitución de Georgia y Comic Sans, y Verdana o Geneva reemplazando a Tahoma o Arial.

La página está optimizada para los navegadores Explorer, Firefox, Chrome, Opera y Vivaldi, así como en anchura para los monitores de los ordenadores de sobremesa, los portátiles y los netbooks. Dada la gran variedad de formatos existentes no puedo garantizar que ocurra lo mismo con la longitud, aunque he procurado que el tamaño de los menús desplegables no sea demasiado grande para evitar, en lo posible, tener que recurrir a la barra de desplazamiento vertical. No ocurre lo mismo con las pantallas de las tabletas o los teléfonos móviles, ya que esto me hubiera supuesto tener que duplicar prácticamente la totalidad de los ficheros. En cualquier caso, si se encuentran ustedes con algún problema les agradecería que me lo comunicaran para subsanarlo.

José Carlos Canalda