Las fuentes complutenses (III)
Fuentes de pequeño formato



Tal como comentaba en el anterior artículo, dedicado a las fuentes principales o, si se prefiere, las de mayor empaque, valor artístico u originalidad, existen en Alcalá otras fuentes de pequeño formato que, pese a carecer de estas características, también merecen ser recordadas. Se trata, por lo general, de fuentes humildes, algunas de serie -lo que he venido a denominar estilo “Leroy Merlin”- y otras con un diseño extremadamente simple y construidas con materiales corrientes, pero no obstante su modestia y su pobreza ornamental, cumplen su misión dignificando rincones que sin ellas estarían todavía más desangelados.

Es pues de justicia recordarlas, aunque ninguna de ellas llame especialmente la atención al viandante que pase por su lado y alguien pudiera pensar que no deberían aparecer aquí.




Fuente de la plaza de San Diego



Situada en pleno corazón de la ciudad, junto a la Universidad, es fruto de la última reforma de la plaza, realizada en 2002. Está situada frente a la fachada del antiguo cuartel del Príncipe, actual sede de la biblioteca de la Universidad de Alcalá, y su diseño consiste en una larga y estrecha pileta rectangular con pequeños caños a lo largo de su recorrido y varios puentecillos para cruzarla. Pese a su sencillez, aporta frescor en verano y una sensación relajante durante todo el año.




Fuente del claustro de las Claras



También en el casco antiguo de Alcalá, pero mucho más recóndita ya que se encuentra dentro de la clausura del convento de las Claras, nos encontramos con esta bella fuente que adorna el claustro del monasterio.




Fuente del jardín de San Lucas




La fuente en 2009 y su estado actual


Otro lugar céntrico y recoleto es el jardín del antiguo Hospital de San Lucas, vecino de la plaza homónima de la que le separa una valla y, por el momento, no visitable. En el centro de este jardín romántico se alza una fuente o, mejor dicho, se alzaba, puesto que de ella tan sólo quedan el vaso y el pie del elemento central. Esperemos que sea por poco tiempo -el jardín estaba siendo remodelado cuando tomé la fotografía y la fuente vuelva a ser repuesta. Mientras tanto, tendremos que conformarnos con una vieja fotografía tomada con ocasión de la nevada que cayó en Alcalá en enero de 2009.




Fuente de la Quinta de Cervantes



Desconozco si la fuente que preside el recoleto jardín de la Quinta de Cervantes fue instalada cuando el Ayuntamiento lo abrió al público o si, por el contrario, pertenecía a éste con anterioridad, por lo que no puedo afirmar nada acerca de su antigüedad o a la falta de ella. En cualquier caso la fuente, de hierro fundido, es en su sencillez un agradable elemento decorativo que invita a sentarse en uno de los bancos que la rodean.




Fuente de la calle Huertas



En la calle Huertas, junto al paseo de la Estación, existe un pequeño jardín privado, separado de la calle por una verja, cuyo principal elemento decorativo es una fuente que, pese a su veteranía -lleva allí bastantes años-, no recuerdo haberla visto nunca con agua, no obstante lo cual merece ser recordada.




Fuente del parque de San Isidro



Ésta es otra de las sencillas fuentes que jalonan los parques de la ciudad. Situada al fondo del parque, junto a las fachadas traseras de la calle Quevedo, su vaso tiene forma de gajo con el borde recto mirando al parque y el semicircular a las viviendas, dejando la parte artística a cargo de los caños que brotan del lecho.




Fuente de la rotonda de Forges



En la primavera de 2019, dentro del frenesí constructor de rotondas del ayuntamiento de la época, se trazó una nueva glorieta en la confluencia de la Vía Complutense con la avenida de la Caballería Española y la calle del Marqués de Alonso Martínez, la cual fue dedicada al conocido humorista gráfico Antonio Fraguas Forges, fallecido en febrero de ese año.



A diferencia de sus vecinas ésta fue adornada con una fuente de diseño sumamente sencillo, siendo de lamentar que no se creara un juego de aguas de mayor empaque. En diciembre de 2020 el Ayuntamiento instaló en la esquina de la Vía Complutense con la avenida de la Caballería Española un mural representando a Blasillo, uno de sus personajes más conocidos, pero por razones que desconozco en febrero de 2021 el monumento todavía no había sido inaugurado ni se había puesto en funcionamiento el alumbrado que se instaló tanto en el mural como en la fuente.




Fuente de la la calle Andrea Doria



En la calle Andrea Doria, más concretamente en su confluencia con Marqués de Alonso Martínez, se alza esta fuente desde, cuanto menos, principios de los años noventa. Aunque tiene todo el aspecto de ser prefabricada y su valor artístico es evidentemente limitado, no por ello deja de tener su valor como objeto decorativo en un barrio fruto de la especulación urbanística de los años sesenta y, por lo tanto, francamente poco atractivo. Lo malo fue que a poco de su instalación fue cercada por esa férrea -en todos los sentidos- reja metálica que la afea considerablemente y que, aunque cabe suponer que se hiciera para evitar posibles actos vandálicos, no deja de dar una triste impresión que me movió a bautizarla en su día como la fuente enjaulada.




Fuente del paseo de la Alameda



En enero de 2020 el Ayuntamiento inició la construcción de una rotonda en la confluencia del paseo de la Alameda con las calles Marqués de Alonso Martínez, Andrea Doria y Sevilla, justo al lado de la anterior. Por diversas causas, en especial el confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus, las obras no fueron terminadas hasta el mes de junio. Éstas incluían una sencilla fuente que desde entonces adorna la rotonda.




Fuente de la calle Virgen de la Fuencisla



La calle Virgen de la Fuencisla, en realidad una pequeña placita, está situada en la parte alta del Campo del Ángel, junto a la calle de San Ignacio de Loyola. Su único adorno es esta fuente, aparentemente abandonada y en un estado de conservación lamentable. Aunque no tenga valor artístico sería interesante recuperarla, máxime tratándose de un barrio que no posee demasiado ornato.




Fuente de la plaza de San José



Una plaza bastante atípica, ya que la zona ajardinada está completamente vallada y cerrada, cabe suponer que por tratarse de una propiedad particular aunque tampoco existen indicios de que la disfruten sus propietarios. En cualquier caso, en el centro de la plaza se alza una fuente de considerable envergadura que, al igual que ésta, se encuentra aparentemente sin uso.




Fuente de la avenida de Ajalvir



No muy lejos de allí, en el Chorrillo y más concretamente en la avenida de Ajalvir, se alza otra fuente de diseño parecido a la del Campo del Ángel. A diferencia de ésta no se encuentra en una vía pública sino en el jardín interior de una urbanización, por lo que se trata de una iniciativa privada que, en su modestia, contribuye a adornar su entorno.




Fuente de la plaza del Jazmín



El entorno de la plaza del Jazmín, en el barrio de Reyes Católicos, es una muestra palpable del inhóspito urbanismo que asoló Alcalá en décadas pasadas, con un caótico amontonamiento de edificios de nueve y diez plantas que forman un intrincado laberinto de estrechas calles y pasadizos. En el centro de esta agobiante aglomeración se abre, a modo de breve respiro, la pequeña y desangelada plaza del Jazmín, cuyo único adorno consiste en una modesta fuente que, no obstante su sencillez, contribuye a humanizarla.




Fuente de la plaza de San Francisco



No muy lejos de allí nos encontramos con esta fuente en mitad de la plaza de San Francisco, también en el barrio de Reyes Católicos, más sencilla aún si cabe que la anterior.




Fuentes de la avenida de Madrid - Gal



En la avenida de Madrid, a la altura de la antigua fábrica de Gal, existe una glorieta partida por las dos calzadas de la avenida de Madrid, que la atraviesa, mientras las dos semicircunferencias laterales permiten los cambios de sentido y el acceso a las calles existentes en las proximidades de la citada fábrica. Por esta razón entre las calzadas de la avenida y las dos semicircunferencias existen dos lunetas que fueron adornadas con sendas fuentes, pequeñas pero bonitas en su sencillez.




Fuentes de la avenida de Madrid - Casa de Hippolytus




Fuentes de la avenida de Madrid junto a la Casa de Hippolytus
Arriba, margen de Hippolytus. Abajo, margen opuesta


También en la avenida de Madrid pero algo más adelante, aproximadamente a la altura de la ciudad deportiva y la Casa de Hippolytus, se encuentra otro cambio de sentido similar, aunque en este caso las dos semirrotondas están desplazadas una cincuentena de metros. Y, al igual que en el caso anterior, ambas están adornadas con sendas fuentes bastante parecidas a las anteriores.




Fuente de la glorieta Antonio Mingote - Adolfo Marsillach



En el nuevo barrio situado entre la avenida de Madrid y la vía del ferrocarril, frente a la estación de La Garena, las calles Antonio Mingote y Adolfo Marsillach se intersectan en una pequeña glorieta sin nombre en la cual se construyó una pequeña fuente. Pese a la juventud de este barrio, actualmente en construcción, y por lo tanto del viario y de la fuente, ésta presenta un estado de total abandono con los mecanismos rotos y, por supuesto, sin agua, lo cual es una verdadera lástima.




Fuente de la plaza de La Garena




Uno de los dos vasos y canal central


Ya en el barrio de La Garena nos encontramos con esta fuente situada en la plaza homónima, un amplio espacio peatonal recorrido en toda su longitud por este conjunto ornamental formado por dos vasos circulares situados en ambos extremos y unidos por un largo canal de más de noventa metros de longitud. Pese a la sencillez de su diseño, que recuerda al de las fuentes de la Alhambra, se constituye en el elemento decorativo principal de este recinto.




Fuente de la glorieta de Felipe V



Sin abandonar el barrio de La Garena nos encontramos con esta otra fuente en la glorieta de Felipe V, una de las existentes en la avenida de Juan estación de cercanías. Aunque su sencillo diseño tiene poco de espectacular, cumple con su misión decorativa.




Fuente de la glorieta de Fernando VI



Vecina a ésta está la glorieta de Fernando VI, también en la avenida de Juan Carlos I pero más cercana al Chorrillo. La glorieta cuenta con una fuente idéntica a su compañera aunque su forma sólo puede apreciarse, al igual que aquélla, en una vista aérea, máxime cuando, tal como ocurrió el día que hice la fotografía, los caños no funcionaban.




Fuentes de Espartales


En el barrio de Espartales, y más concretamente en Espartales Norte, existe una amplia zona peatonal -me resisto a considerarla ajardinada, ya que las baldosas predominan con mucho sobre la vegetación- que discurre desde la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer hasta la de Víctimas del Terrorismo. La cruzan las calles de Francisco Umbral y Rafael Sánchez Ferlosio, quedando dividida en tres zonas. Las dos primeras todavía no tienen nombre, mientras la última fue bautizada como plaza del Viento. Cada una de ellas cuenta con sus propias fuentes.




Fuentes del parterre. Vista general y detalle de una de las fuentes


La primera de ellas, situada entre la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer y la calle de Francisco Umbral, cuenta en su parte central con un parterre en forma de cruz griega, flanqueado en sus cuatro lados por sendas fuentes cuyos vasos dibujan otras tantas eles. El diseño es atractivo, pero sólo se puede apreciar en su conjunto desde una fotografía aérea. Las cuatro fuentes son idénticas y tan sólo difieren en su orientación, contando cada una de ellas con dos surtidores que fluyen a cada uno de los dos brazos.




Fuentes del canal. Fuente sur (arriba) y fuente norte (abajo)


El tramo central, situado entre las calles Francisco Umbral y Rafael Sánchez Ferlosio, está diseñado en forma de paseo longitudinal ya que sus dos laterales son actualmente unos solares de los que desconozco cual será su uso futuro. El eje de este paseo lo forman dos largas fuentes gemelas en forma de canal de unos treinta metros de longitud cada una, separadas por un espacio vacío.

En lo que respecta a la fuente de la plaza del Viento, al ser ésta de mayor empaque he preferido describirla en el artículo correspondiente a las fuentes ornamentales.




Fuente de la glorieta de Vía Complutense - Laboratorios Rovi



Concluye nuestro recorrido con la fuente que adorna la glorieta situada al final de la Vía Complutense en dirección Guadalajara, ya a las afueras de la ciudad, a la altura de los Laboratorios Rovi. A esta glorieta se le podría calificar de fantasma, ya que no regula ningún cruce y tan sólo da acceso, además de a la Vía Complutense, a los citados Laboratorios Rovi y a otra empresa por el margen opuesto. Todavía se entiende menos su construcción en este lugar ya que apenas cincuenta metros más adelante se encuentra el cruce de la calle Varsovia, que da servicio a un polígono industrial y enlaza con el Camino de los Afligidos. Pero lo cierto es que la rotonda está allí y, con ella, la fuente.




Ver también:
Las fuentes complutenses (I). Fuentes escultóricas
Las fuentes complutenses (II). Fuentes ornamentales


Publicado el 16-10-2020
Actualizado el 16-2-2021