Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares
(III) Otros elementos artísticos



Relieves




Catedral Magistral. Relieves de las puertas de entrada a la cripta. Testimonio ante Daciano (arriba) y martirio (abajo)


Además de las esculturas y las pinturas, la representación iconográfica de los Santos Niños abarca otros ámbitos artísticos en Alcalá, como cabía suponer. Así, para empezar conviene recordar los dos relieves que se alzan sobre las puertas de entrada a la cripta de la Catedral Magistral, ambos renacentistas y uno de ellos, el de la degollación, lamentablemente mutilado a causa de los desmanes de la Guerra Civil. Como cabía esperar representan los dos momentos claves de la tradición, la comparecencia de los hermanos complutenses ante el pretor Daciano y su posterior martirio.




Catedral Magistral. Relieve de la puerta de acceso a la torre (arriba) y detalle (debajo)


Un tercer relieve, mucho más modesto pero no por ello menos interesante, se encuentra justo al otro extremo de la Catedral Magistral, en la aneja parroquia de San Pedro y, más concretamente, sobre el dintel de la puerta de entrada a la escalera de la torre. En él aparecen los dos mártires vestidos “a la romana” y portando los atributos habituales, la palma del martirio y las tablillas escolares. Como hecho singular, este pequeño relieve aparece policromado.


Capilla de las Santas Formas. Relieves de la puerta de acceso desde el callejón de este nombre
Fotografías de Juan de la Plaza


Mucho más reciente que los anteriores, puesto que fue inaugurada en mayo de 2012, es la nueva puerta de acceso a la Capilla de las Santas Formas, aneja a la parroquia de Santa María, que permite acceder a ella directamente desde el callejón homónimo, sin necesidad de tener que hacerlo, como había venido ocurriendo hasta ahora, atravesando el que fuera antiguo templo de los Jesuitas. La puerta cuenta con dos hojas metálicas, en las que se han labrado relieves alusivos a la desaparecida custodia de las Santas Formas, a los Santos Niños y a los escudos de la diócesis y del obispo actual. Los que a nosotros nos interesan son evidentemente los de los Santos Niños, situados uno en cada hoja. Como se puede apreciar, están claramente inspirados en un antiguo grabado del que a lo largo del tiempo se harían numerosas versiones.




Grabado en el que están inspirados los relieves de la puerta de las Santas Formas




Orfebrería y relicarios




Cripta de la Catedral Magistral. Arca de las reliquias y detalle del frontal


Volviendo de nuevo a la cripta de la Catedral Magistral, además de las dos imágenes que ya fueron reseñadas en el artículo correspondiente nos encontramos con otros dos elementos de interés, la lápida de piedra donde según la tradición fueron degollados y, justo enfrente, el arca donde se custodian las reliquias. Veamos esta última. Se trata de una obra del siglo XVIII, y está realizada en plata repujada. En su medallón central, tal como puede apreciarse en la fotografía, se vuelve a representar la escena de su martirio. En su interior se encontró una segunda arca, en esta ocasión renacentista, que era la que conservaba las reliquias y, probablemente, fuera la misma en la que éstas fueron traídas desde Huesca; actualmente se exhibe en el vecino museo diocesano.




El arca de las reliquias antes de la Guerra Civil y detalle de las figuras desaparecidas
Fotografía del Archivo Moreno, nº de catálogo 37685_B


Aunque tanto el arca como las reliquias que conservaba en su interior se salvaron del saqueo de 1936, se perdieron las dos figuritas de los Santos Niños que la remataban, las cuales se pueden apreciar en una fotografía del Archivo Moreno.




Placa de plata representando el hallazgo de las reliquias de los Santos Niños
Fotografía cedida por Juan Miguel Prim


En febrero de 2015 e hizo público el descubrimiento, en dependencias de la Catedral-Magistral, de una placa de plata repujada en la que aparece representado el hallazgo de las reliquias de los Santos Niños por san Asturio, un arzobispo toledano del siglo V al que la tradición atribuye la fundación del obispado complutense, del que habría sido su primer prelado. La placa, que una vez restaurada se incorporó al museo diocesano, formó parte de la exposición Justo y Pastor. Origen de una ciudad, celebrada desde el 6 de marzo al 8 de abril de 2018 con motivo de la conmemoración del 450º aniversario de la reversión de las reliquias de los mártires complutenses.

De dimensiones reducidas, 10,5 × 9,3 cm., está formada por dos láminas de plata superpuestas, presentando la posterior muestras de haber estado encajada en una pieza de mayor tamaño. Fue labrada en el siglo XVII, y su representación iconográfica no deja lugar a dudas: en el Campo Laudable -actual asentamiento de la Catedral-Magistral-, entonces a las afueras de la ciudad tal como indican las murallas del fondo, san Asturio, guiado por la inspiración divina en forma de ángel, dirige la excavación en el lugar en el que fueron sepultados los dos hermanos mártires. Completan la escena la mitra episcopal, que recuerda que este acontecimiento marcó el inicio de la diócesis complutense, y la piedra martirial que se conserva en la cripta, con las marcas milagrosas dejadas por las cabezas de los Santos Niños. Esto último induce a pensar que la placa pudiera tener un origen alcalaíno, ya que la tradición de la piedra martirial es propia de nuestra ciudad, o toledano, dado que la piedra también aparece representada en el cuadro que Gregorio Ferro pintó para la parroquia de Toledo.


Vista general de la llave y detalle de la empuñadura


En esta misma exposición se pudo contemplar también una llave de bronce del siglo XVIII, procedente asimismo de la Catedral-Magistral, en cuya empuñadura aparecen dos pequeñas figuritas representando a los Santos Niños.




Placa de plata representando a los Santos Niños con atributos martiriales
Colección de José Félix Huerta


Acompañaba a ambas en la exposición una placa, también de plata, representando a los mártires con sus atributos -las palmas, las coronas de laurel y los libros- junto con el cuchillo con el que fueron degollados, que yace a sus pies, mientras en la parte superior aparece una nube de la que irradian unos rayos de luz que inciden sobre las dos figuras, cuyos nombres aparecen inscritos sobre el zócalo que bordea el suelo enlosado. Tiene unas dimensiones de 10,7 × 6,9 cm., y pertenece a la colección particular de José Félix Huerta.

Según el catálogo de la exposición se trata de una obra relativamente moderna, posterior a 1935 ya que en el ángulo superior derecho aparece sellada conforme a la normativa aprobada ese año, aunque su diseño está claramente inspirado en una placa de bronce de la segunda mitad del siglo XVI que se conserva en el Museo Lázaro Galdiano1.




Sagrario del altar mayor de la Catedral Magistral (arriba y detalle del mismo (debajo)
Fotografía de Félix González Pareja


Aunque el sagrario del altar mayor de la Catedral Magistral tiene su motivo principal dedicado a las desaparecidas Santas Formas, en la parte superior y flanqueando la tiara de san Pedro aparecen dos esmaltes circulares que representan a los dos titulares del templo. Obviamente debido a su pequeño tamaño y a su ubicación, en la cabecera del presbiterio, estas representaciones iconográficas son muy poco conocidas pese a estar presentes en el templo principal de la ciudad.




Tríptico de la capilla de la Virgen del Val, en la Catedral Magistral
Fotografía de Juan de la Plaza


Hemos de ir ahora a la capilla de la Virgen del Val para encontrarnos con otra obra de orfebrería, un tríptico de plata en el que la figura de la patrona de la ciudad ocupa el cuerpo central, mientras que en las dos puertas laterales aparecen representados los Santos Niños.




Relicario conmemorativo del XXV aniversario de la diócesis


Un elemento importante de la iconografía católica son los relicarios. Con motivo de la conmemoración del XXV aniversario de la reinstauración de la diócesis, entre los años 2015 y 2017 se realizó una peregrinación, por las distintas parroquias de su circunscripción, de una parte de las reliquias de estos mártires preservadas en un relicario que se confeccionó para este fin, siendo acompañadas por unas copias de las imágenes que se veneran en la Catedral Magistral.




Relicario de los Santos Niños cerrado (arriba), abierto (centro) y detalle (debajo)
Fotografías de Juan de la Plaza


El interesante relicario cuyas fotografías reproduzco es de propiedad particular, aunque está prevista su futura donación al convento de las Carmelitas de Afuera. Tal como puede apreciarse tiene forma de crucifijo, con unas dimensiones de 10,5 centímetros de alto y 6 centímetros de ancho. El relicario se abre girando la tapa merced a una bisagra situada en la parte baja de la cruz, lo que permite apreciar en su interior, y más concretamente en sus dos brazos laterales, unas pequeñas reliquias cuya naturaleza exacta no hemos podido determinar, rotuladas respectivamente con los nombres de los dos hermanos mártires. Tampoco conocemos los detalles artísticos e históricos del mismo, aunque sin duda un experto en orfebrería podría aportar bastantes datos al respecto.




Relicario y figuritas de los Santos Niños. Vista general (izquierda) y detalle (derecha)
Fotografía de Félix González Pareja


Existe un segundo relicario, asimismo de propiedad particular pero de muy diferente factura. En realidad es un conjunto formado por el relicario propiamente dicho, con forma de medallón, en el que se aprecia un relieve alusivo a los mártires complutenses, orlado por los atributos episcopales, y dos figuritas de 20 centímetros de altura representando a ambos hermanos. El conjunto parece ser de plata y cuenta con un certificado de autenticidad de las reliquias firmado por Leopoldo Eijo Garay -obispo de la diócesis de Madrid-Alcalá entre 1922 y 1963- con fecha de 10 de julio de 1963, apenas 20 días antes -falleció el 31 de julio de ese mismo año- de su muerte.




Vidrieras




Vidriera de la Catedral Magistral


Como cabía esperar, en la Catedral Magistral existe una vidriera que reproduce la imagen de los patronos alcalaínos portando ambos los atributos de su santidad, al tiempo que a sus pies aparecen abatidas las fasces, símbolo de la derrota de Roma. Fue realizada en los talleres Maumejean en 1959, dentro de los trabajos de restauración a los que fue sometido el templo tras los destrozos sufridos en la Guerra Civil.


Vidrieras de la ermita del Val


La siguiente parada es en la ermita del Val, donde hay otras dos vidrieras representando en esta ocasión a las imágenes titulares de la Catedral Magistral.




Vidriera del cementerio


Todavía existe en Alcalá una vidriera más, muy poco conocida, en uno de los panteones del cementerio antiguo, concretamente en el perteneciente a la familia Aragón Merino. Al igual que en el caso de la ermita del Val la vidriera representa a las actuales imágenes de la Catedral Magistral, lo que permite fecharla con posterioridad a la Guerra Civil. En esta ocasión ambos mártires aparecen juntos, ya que la vidriera situada en el muro opuesto del edificio representa a su vez a la Virgen del Val.




Otros elementos




Cripa de la Catedral Magistral. Piedra martirial


En la cripta de la Catedral Magistral nos encontramos con la losa de piedra en la cual, según la tradición, fueron degollados los Santos Niños, y en la que habrían quedado milagrosamente grababas las huellas de sus cabezas.




Puerta de la cripta de la Catedral Magistral (lado de la Epístola)
Lápida conmemorativa del jubileo de los santos Justo y Pastor


Junto a la puerta de la cripta que se abre al lado de la Epístola, frente a la sacristía, un medallón de bronce conmemora el año jubilar de los Santos Niños, celebrado entre el 6 de agosto de 2005 y el 6 de agosto de 2006.




Estandarte de la ermita del Cristo de los Doctrinos. Vista general (arriba) y detalle (debajo)


En la ermita del Cristo de los Doctrinos se conserva un estandarte cuyo motivo central representa a los Santos Niños. La pintura, probablemente un óleo, es muy parecida al mismo grabado que ya comenté en relación con los relieves de la puerta de la Capilla de las Santas Formas, por lo que, al igual que éstos, cabe pensar que pueda estar inspirada en el citado grabado.




Ermita de los Santos Niños (desaparecida). Relieve de la fachada (arriba) y Paredón del Milagro (debajo)


Finalizamos nuestro recorrido en un lugar que ya no existe, la recientemente demolida ermita de los Santos Niños que, construida sobre el solar de la antigua basílica romana, albergaba en su interior el Paredón del Milagro, el único resto de los muros de la basílica conservado hasta hoy en día. Construida a principios de los años sesenta del pasado siglo y carente por completo de valor artístico o arquitectónico, esta ermita recordaba no obstante el lugar donde los Santos Niños fueron juzgados y quizá, asimismo, martirizados, por lo que sería deseable que este pequeño templo fuera reconstruido en los alrededores sin que estorbara -la razón de su derribo- para la excavación y recuperación del vecino yacimiento arqueológico; pero hablar de esto es, hoy por hoy y lamentablemente, tan sólo una utopía.




Aspecto actual del Paredón del Milagro


Las fotografías que reproduzco están tomadas justo antes del derribo, y corresponden respectivamente al relieve en hierro que reproducía, en diseño moderno, la silueta de los mártires, y al propio Paredón del Milagro. En lo que respecta al relieve, que se conservaba deteriorado ya que faltaban algunas de sus piezas, me consta que fue desmontado, aunque desconozco su paradero. En cuanto al Paredón del Milagro, se ha recuperado integrándolo en el yacimiento del que forma parte.




1 Los Santos Niños en la orfebrería. La placa de bronce de la Fundación Lázaro Galdiano

Ver también:
Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares (I) Imágenes y tallas
Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares (II) Pinturas
Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares (IV) Las artes menores
Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares (V) Su presencia en los conventos


Publicado el 23-6-2010
Actualizado el 18-5-2018