Los Santos Niños en España
Su presencia en Andalucía



Pese a su gran extensión, casi la quinta parte de la superficie total española, a su antiquísima historia y a su acendrada religiosidad, Andalucía nunca ha sido un territorio demasiado fértil para el culto a los Santos Niños, a diferencia del de otros santos también vinculados a Alcalá como san Diego, profundamente arraigado a lo ancho y largo de su territorio.

Esto se debe, como he comentado en numerosas ocasiones, a la dinámica que experimentó a lo largo de la historia la veneración a los mártires complutenses, cuya gran expansión hacia el norte tuvo lugar durante la época visigoda y los siglos posteriores que fueron el marco de la reorganización de los nuevos reinos cristianos y el inicio de la Reconquista. Paralelamente a ésta el culto a los Santos Niños volvió a descender hacia el sur implantándose o reimplantándose, según los casos, en los nuevos territorios incorporados a los distintos reinos cristianos hasta que a finales del siglo XI la liturgia romana reemplazó al antiguo rito mozárabe, lo que supuso el reemplazo del tradicional culto a los mártires por el de los santos titulares de la Iglesia.

Aunque la interrupción no fue total sí afectó notablemente a esta expansión, que se vio muy frenada y apenas alcanzó salvo en contadas excepciones a Andalucía, la región española que más tiempo permaneció bajo el dominio árabe, aunque paradójicamente la única parroquia de los Santos Niños existente hoy en ella se encuentra precisamente en Granada, el último bastión musulmán.

En total no llegan ni siquiera a una docena los lugares de Andalucía vinculados de una u otra manera a los Santos Niños aunque en algunos de ellos las referencias se repiten, lo que eleva ligeramente su número. Tres de ellas corresponden a las épocas visigoda o califal, y no han llegado hasta nuestros días, y en dos más nos encontramos con referencias fechadas en el siglo XVII, también desaparecidas. En la actualidad se conservan los nombres de varias calles y el de una cooperativa, completándose el listado con el nombre de un antiguo ventorrillo de etimología dudosa y con la ya citada parroquia granadina. Eso es todo.

No obstante, siempre resultará interesante recordarlos. Estudiemos su ubicación en un mapa de Andalucía:



1.- Huelva
2.- Sevilla
3.- Jerez de la Frontera
4.- Medina Sidonia
5.- Jimena de la Frontera
6.- Lejulo

7.- Córdoba
8.- Villanueva de Algaidas
9.- Jaén
10.- Granada
11.- Guadix


Huelva




Vista de la calle San Justo. Fotografía tomada de Google Maps


Se trata de una referencia meramente topográfica, la de una calle de esta ciudad que lleva el nombre de San Justo.


Sevilla




Rótulo de la calle Yuste


Existió en la capital andaluza un hospital de los Santos Justo y Pastor, perteneciente a la parroquia de San Gil, refundido en 1587 en el hospital del Amor de Dios. Carezco de documentación sobre el mismo, del cual no queda el menor vestigio.

Con lo que sí nos encontramos de nuevo es con dos referencias topográficas, las calles de San Justo y de Yuste.


Jerez de la Frontera




Rótulo de la calle San Justo


Al igual que en los dos casos anteriores, una calle de Jerez lleva el nombre de San Justo.


Medina Sidonia




Vista exterior de la ermita. Fotografía tomada de la Wikipedia


En las cercanías de esta población se encuentra la ermita de los Mártires, también conocida como ermita de Santiago del Camino, al parecer sobre el asentamiento de una antigua villa romana de la que se conservan algunos restos, aunque el edificio actual es fruto de sucesivas reformas que han dejado vestigios de muy diversas épocas y estilos artísticos dispares, incluyendo algunos elementos visigóticos. En ella se conservó, al menos hasta 1799, una lápida que conmemoraba su consagración como templo por el obispo Pimenio en el año 630, habiéndose depositado bajo el altar, tal como era costumbre en la época visigoda, reliquias de los mártires Esteban, Julián, Félix, Justo y Pastor, Fructuoso, Augurio, Eulogio, Acisclo, Romano, Martín, Quirico y Zoilo. En la actualidad no se conservan ni la lápida ni las reliquias y su iconografía tampoco corresponde a ninguno de los santos fundacionales, quedando de su recuerdo tan sólo la genérica denominación “de los Mártires”.

Aunque con esto hubiera bastado para reseñarla, Carlos García de Paredes, autor de un detallado estudio sobre el templo1, aporta otros datos de interés. Puesto que nada hay hoy en día en la ermita que recuerde a los Santos Niños prescindo de la detallada descripción histórica, arquitectónica y artística que hace el autor, centrándome en el capítulo dedicado a la expansión del cristianismo por las tierras gaditanas, atribuida tradicionalmente a san Hiscio o san Hesiquio, que de ambas formas se le conoce, uno de los siete Varones Apostólicos (Cecilio, Hesiquio, Segundo, Eufrasio, Indalecio, Tesifonte y Torcuato) encargados de cristianizar la Bética a mediados del siglo I, correspondiéndole a Hesiquio la ciudad de Cartelia, ubicada en la bahía de Algeciras junto a la actual localidad de San Roque.




Interior de la ermita. Fotografía tomada de Celtiberia.net


Pero no es de san Hesiquio, anterior en dos siglos y medio a los Santos Niños, de quien arranca su vínculo con Medina Sidonia sino de san Paulino de Nola, exégeta de los mártires complutenses bien conocido por los historiadores alcalaínos, aunque nos seguimos moviendo por los inseguros caminos de las tradiciones locales. Siguiendo ésta y la Historia General de los ermitaños de la Orden de Nuestro Padre San Agustín , publicado por fray Pedro del Campo en 1640, García de Paredes especula con la posibilidad de que san Paulino fundara un pequeño monasterio en el lugar que hoy ocupa la ermita aprovechando las edificaciones de una antigua villa romana, acogiendo su comunidad a la regla de san Agustín. Aunque el rigor de los historiadores del siglo XVII no es muy de fiar cuando abordan tradiciones piadosas de orígenes tan antiguos, lo cierto es que la existencia de un templo consagrado a los Santos Niños, anduviera o no san Paulino por medio, ya a finales del siglo IV explicaría la presencia de sus reliquias en la fundación visigoda del año 630, pese a que en esta época resultaba habitual recurrir a reliquias de mártires en la consagración de nuevas iglesias. Desde mi punto de vista la presunta fundación de san Paulino es verosímil, pero no está en modo alguno probada.

En cualquier caso los avatares históricos, y en especial el largo período de dominio musulmán, acabarían borrando el recuerdo a los Santos Niños, que hoy carecen de culto en esta por otra parte interesante iglesia.


Jimena de la Frontera

En esta localidad gaditana, limítrofe con la vecina provincia de Málaga, existió en el siglo XIX un ventorrillo llamado El Justo. No he podido determinar si este topónimo pudo estar vinculado o no con los mártires complutenses.


Lejulo




Ruinas de la basílica visigoda. Fotografía tomada de www.rurismo.com


O Legulo. Antiguo monasterio visigodo de los santos Justo y Pastor, que subsistió hasta el siglo X. Es citado en los Anales Complutenses. Sus ruinas se encuentran en el cerro del Germo, situado en el límite entre los términos municipales de Alcaracejos y Espiel, en la comarca cordobesa de los Pedroches. Actualmente se conservan algunas ruinas y restos de una necrópolis visigoda.


Córdoba


Retablo del Ángel de la Guarda y cuadro de los Santos Niños
Fotografías tomadas de www.diocesisdecordoba.com


En la Mezquita Catedral se conserva un altar consagrado al Ángel de la Guarda en cuyo ático exterior está colocada una pintura representando a los Santos Niños. Está datado en 1750 y estuvo vinculado al Colegio de Niños del Coro de la Catedral, lo que explicaría la presencia en él de los mártires complutenses dado que su culto siempre ha estado muy vinculado a la infancia.

El altar se encuentra en la ampliación de Almanzor, adosado a uno de los pilares que la separan de la construcción original de Abderramán I -no cuenta con capilla propia- cerca del muro que linda con el Patio de los Naranjos2.

El cuadro, sobre cuya autoría carezco de datos, es de pequeño tamaño y, al estar situado en la parte alta del retablo, resulta poco visible de no ir sobre aviso, razón por la que me pasó desapercibido cuando visité la Mezquita. Es barroco, probablemente contemporáneo del retablo, y representa a los Santos Niños ataviados a la romana con sus atributos habituales, las palmas del martirio y las tablillas escolares. Entre las dos figuras aparece la piedra sangrante en la que según la tradición fueron decapitados y en la parte superior un ángel sostiene una filacteria en la que se lee la frase latina “ECCE JVSTVS ECCE PASTOR”.

Salvo por el cuadro, no he encontrado ninguna otra vinculación actual de Córdoba con los mártires complutenses.


Villanueva de Algaidas




Logotipo de la cooperativa. Imagen tomada de sanjustoalbaicin.com


En esta localidad malagueña cercana a Antequera existe la Cooperativa Olivarera de San Justo y Nuestra Señora del Carmen. La cooperativa fue fundada en 1957, aunque en la almazara se conserva una lápida fechada en 1900.


Jaén




Aspecto actual de la iglesia del Sagrario. Fotografía tomada de la Wikipedia


Durante varios siglos existió una cofradía de los Santos Justo y Pastor, hoy desaparecida. Miguel Ángel López Roldán me ha proporcionado la siguiente información de la que es autor José Manuel Marchal Martínez, un historiador jiennense que cursó sus estudios en la Universidad de Alcalá, al que he de agradecer, al igual que a Miguel Ángel López, su amabilidad:


LA ILUSTRE Y NOBLE COFRADÍA DE LOS GLORIOSOS
MÁRTIRES JUSTO Y PASTOR, DE LA CIUDAD DE JAÉN

La cofradía tuvo su origen como compañía militar fundada, junto con otras tantas, para a proteger la ciudad de Jaén de la amenaza del reino de Granada. Estaban puestas bajo la advocación de santos y mártires a los que los pobladores de la ciudad de Jaén, muchos de ellos con ascendencia castellana, tenían gran devoción. A partir de la conquista de Granada perdieron su sentido militar, pasando a denominarse “cofradías”.

La cofradía de los Santos Justo y Pastor de Jaén tenía su sede en la iglesia del Sagrario aneja a la Catedral, y acostumbraba celebrar sus cabildos en la Sala del Hospital de Santiago de los Caballeros. Para el ingreso como cofrade era necesario (no sabemos desde qué fecha se establece la obligación del estatuto) el trámite de un expediente de limpieza de sangre. El disfrute de la condición de cofrade acarreaba la obtención de beneficios económicos procedentes de las rentas de la cofradía en concepto de asistencia a los cabildos y festividades, y sobre todo era un modo de promoción social.

La cofradía poseía una capilla con retablo y una tabla en pintura en la que aparecían representados los santos mártires, la cual era trasladada a la Catedral para presidir las celebraciones en las festividades del 6 de agosto y de la Inmaculada Concepción.

La cofradía celebraba sus cabildos el día del Apóstol Santiago, y en ellos se acordaban asuntos principalmente económicos y relativos al ingreso de cofrades en ella. Son abundantes los testimonios de la compra de cera y romero para gastos en las celebraciones.

Durante los siglos XVIII y XIX fue paulatinamente desamortizada y sus escasos documentos pasaron al Archivo Municipal de Jaén, donde se conservan. La documentación da comienzo en 1515 y se mantiene con lagunas hasta el siglo XVIII, proporcionando abundantes datos económicos y nombres de cofrades.

La devoción a los santos mártires Justo y Pastor en la ciudad de Jaén es de gran antigüedad, como hemos visto. En la actualidad nada pervive de aquella ancestral tradición y devoción, salvo apenas unos cuantos legajos.


Granada


Imágenes de los Santos Niños que se veneran en la parroquia


Recién terminada la reconquista de la ciudad por los Reyes Católicos, el cardenal Cisneros fundó en 1501 una parroquia consagrada a los santos Justo y Pastor, cuyo templo fue compartido durante siglos con el vecino convento de clarisas de la Encarnación. En 1799 la parroquia fue trasladada a la vecina iglesia de la Compañía de Jesús, vacía tras la expulsión de los jesuitas decretada por el rey Carlos III. El primitivo templo, que inicialmente se mantuvo como capilla de las clarisas, perduró hasta 1835, fecha en la que fue demolido.

Existe una segunda referencia iconográfica a los Santos Niños en ático del retablo mayor de la iglesia del monasterio de San Jerónimo, donde según algunos autores se alzan unas imágenes suyas a ambos lados del relieve de Dios Padre que lo remata.

Puesto que tengo un artículo3 dedicado a la presencia de los Santos Niños en Granada, remito a su lectura a quienes estén interesados en profundizar en el tema.


Guadix




Dibujo del ara fundacional. Imagen tomada de hesperia.ucm.es


En una excavación realizada al pie de la Torre Gorda -o Torreón del Ferro, que de ambas formas se la conoce-, construida en el siglo XI como parte de la muralla defensiva de la ciudad, se encontró hacia 1808 un ara de mármol fechada en el año 653 y hoy desaparecida, aunque se conservan copias cuya traducción del texto en latín es la siguiente4:


En el nombre del Señor fue consagrada la Iglesia de Santa María de la Santa Cruz el día 13 de mayo, año undécimo de Chindasvinto y cuarto de Recesvinto, décimo quinto del pontificado del Obispo Justo.

Aquí están depositadas las reliquias de la Sangre del Señor; de San Babilas de la Santa Cruz, del Pan del Señor, de Santa Paula, de San Esteban de la Cruz del Señor, del sepulcro del Señor, de los vestidos del Señor, de la Santa Cruz, de San Juliano y de San Félix Gerundense, de San Andrés, de San Rogato, de San Clemente, de los Santos Fausto, Genaro y Marcial, de los Siete Santos Durmientes de Éfeso, de los Santos Gervasio y Protasio de la Santa Cruz, de San Juliano, San Saturnino, Santa Justa y Santa Rufina, de los Santos Ferreolo y Santa Eulalia, Santos Justo y Pastor, de los Santos Facundo y Primitivo, Santa Leocadia, San Saturnino, Santos Justo y Pastor y San Cristóforo.




1 GARCÍA DE PAREDES, Carlos. Ermita de los Santos Mártires. Medina Sidonia (Cádiz). Diputación Provincial de Cádiz y Ayuntamiento de Medina Sidonia. Cádiz, 2007.
2 Ver www.unaventanadesdemadrid.com y www.diocesisdecordoba.com
3 Ver Los Santos Niños en España. La parroquia de Granada
4 Ver hesperia.ucm.es


Publicado el 22-5-2019