Autobuses urbanos






Actualmente hay en Alcalá un total de doce líneas de autobuses urbanos, cuyos recorridos son los siguientes1:


boton boton boton boton boton boton boton boton boton boton boton boton

Breve historia de las líneas


Las primeras líneas de autobuses urbanos se crearon en Alcalá hacia finales de la década de los sesenta. La empresa concesionaria era Autobuses Alonso, y la red de líneas era, como cabe suponer, bastante reducida. Si no recuerdo mal -estoy hablando de memoria y de hace más de cuarenta años- había tres, que con origen en la plaza de Cervantes daban servicio a los entonces tres principales barrios de la ciudad: Campo del Ángel, Reyes Católicos y el Val.

Hacia mediados de la década de los setenta la concesión pasó a Trapsa, la cual amplió el servicio de forma notable creando la estructura que, con variantes y ampliaciones, ha llegado hasta ahora. En total se establecieron ocho líneas, aunque una de ellas, la número 2, no llegó siquiera a entrar en servicio al ser fusionado su recorrido con la 1. Estas siete líneas seguían una distribución radial a partir de la plaza de Cervantes; varias tenían su origen en ella, mientras para el resto constituía el punto central de su recorrido.

A grosso modo la distribución de las líneas era la siguiente: Línea 1, Campo del Ángel - Reyes Católicos. Línea 3, Plaza de Cervantes - CIR nº 2 (posteriormente acuartelamiento de la Brigada Paracaidista). Línea 4, Plaza de Cervantes - Nacional II dirección Madrid. Línea 5, Plaza de Cervantes -Nacional II dirección Guadalajara. Línea 6, Reyes Católicos - El Val. Línea 7, Chorrillo - Barrio Venecia - Nueva Alcalá. Y línea 8, Campo del Ángel - El Val.

Tal como puede comprobarse, la nueva distribución respetó la anterior en las líneas 1, 6 y 8 creando las nuevas 3, 4, 5, y 7, justificadas por el crecimiento de la ciudad aunque dos de ellas, las líneas 4 y 5, pensadas para dar servicio a las fábricas asentadas en las márgenes de la carretera Nacional II -todavía no se había construido la variante de la actual autovía- no duraron demasiado tiempo y acabaron siendo suprimidas.

Años después llegaría a haber una efímera línea 9 entre la plaza de Cervantes y Juan de Austria, pero no duró demasiado tiempo. Más suerte tuvieron la línea 2 -la cual rellenaba un hueco de la numeración-, que unía a la plaza de Cervantes con el nuevo campus universitario, y la nueva lína 9, que partiendo de la estación de tren daba servicio a los polígonos industriales de la carretera de Daganzo. Como curiosidad, cabe reseñar que esta última fue la primera que no tenía su cabecera, ni tampoco pasaba, por la plaza de Cervantes.

Más recientes fueron las líneas 4 y 5, que asimismo vinieron a rellenar los huecos existentes de las dos desaparecidas. El recorrido de la 4 fue establecido entre la plaza de Cervantes y el nuevo Cementerio Jardín, junto al Puente Zulema, mientras para la 5 se diseñó un trayecto no radial que discurría entre Reyes Católicos y el nuevo centro comercial La Dehesa, a la salida de la ciudad en dirección Guadalajara, pasando por la Vía Complutense, Juan de Austria y Lope de Figueroa, para salir por la calle Ávila a la antigua travesía de la Nacional II. Al igual que en el caso de la línea 9, ésta era -y sigue siendo- una de las pocas que no pasaba por la plaza de Cervantes.

Aunque durante bastantes años esta red de nueve líneas se mantuvo prácticamente sin cambios, el crecimiento de Alcalá a durante la década final del siglo XX motivó la creación de dos nuevas líneas. La 10, con cabecera en la Vía Complutense a la altura de la plaza de la Cruz Verde, dio servicio a los nuevos barrios de El Ensanche y Espartales, mientras la 11, con inicio en La Garena, discurría por la glorieta del Chorrillo, el puente de la antigua carretera de Daganzo y, a partir de la Cruz Verde, por la Vía Complutense hasta llegar a la confluencia de ésta con la calle Ávila, pomposamente denominada Puerta del Universo.

Paralelamente a estos cambios, huelga decirlo, varias de las líneas antiguas sufrieron modificaciones, por lo general alargándose su recorrido hasta alcanzar los nuevos barrios, lo que provocó que algunas de éstas acabaran teniendo unos itinerarios exageradamente tortuosos y poco prácticos, un problema que todavía está por resolver pese a las reiteradas peticiones de una remodelación integral de la trama, incluyendo una inexistente línea circular.

A partir del 1 de febrero de 2011 la empresa concesionaria del transporte urbano de Alcalá es AlcalaBus. En esta nueva etapa la única modificación hasta el momento ha sido la creación, a mediados de febrero de 2013, de una nueva línea, la 12, que con origen en la sobrecargada cabecera de la plaza de Cervantes discurre hasta el hospital y el campus universitario pese a estar cubierto ya este servicio con las líneas 2 y 3, que fueron modificadas para evitar duplicidades. En la práctica viene a sustituir al antiguo ramal 2C de la línea 2 que iba hasta la facultad de Ciencias, prolongándose hasta el pabellón polideportivo.




1 Los gráficos de las líneas están tomados de la Página oficial del Consorcio de Transportes de Madrid.


Publicado el 12-2-2013
Actualizado el 7-3-2014