Ángel Torres Quesada
Un clásico de la ciencia ficción española





Dentro del campo de la ciencia ficción española, el nombre del gaditano Ángel Torres Quesada brilla con luz propia por varios motivos. El primero de ellos es su obvia calidad, tanto litera­ria como argumental, a la que se añade la característica nada frecuente de la amenidad, que ciertamente se echa mucho de menos en la farragosa ciencia ficción de nuestros días. Por otro lado, se trata de un escritor prolífico que nos ha regalado con obras tan interesantes como la tetralogía iniciada con Las islas del infierno, por poner un único ejemplo, con la que muchos aficionados españoles han disfrutado como nunca, ciencia ficción norteamericana incluida.

Hoy Torres Quesada no sólo es uno de los clásicos indiscutidos de la ciencia ficción española, sino también uno de los pocos que continúa en activo, tras más de cuarenta años de actividad literaria, junto con Domingo Santos, Gabriel Bermúdez Castillo y Carlos Saiz Cidoncha. Pero lo que no todos los lectores que lo conocieron a finales de los ochenta saben es que veló sus primeras armas literarias allá por los primeros años de la década de los sesenta en el ghetto de las colecciones populares -las conocidas novelas de a duro o bolsilibros-, un estigma para la inmensa mayoría de los escritores, en ocasiones muy estimables, que colaboraron en este subgénero. Sólo Torres Quesada y Domingo Santos (P. Danger para los lectores de la colección Lucha­dores del Espacio) consiguieron abandonarlo, mientras que otros autores tan meritorios como Pascual Enguídanos, alias G.H. White, se vieron constreñidos al marco de unas colecciones que, en bastantes casos, les venían muy estrechas.

Con todo, el principal mérito de Torres Quesada no ha sido tanto haber dado el salto a la ciencia ficción seria -denominémosla así a pesar de lo inadecuado del calificativo-, como haber sabido conservar el espíritu aventurero de las novelas de serie B al tiempo que incrementaba la calidad de sus obras. Dicho con otras palabras, Torres Quesada ha sabido mantener intacto cuanto de bueno tiene este subgénero para, sin renunciar al rigor, entretener y divertir al lector con sus relatos, algo que ciertamente es muy de agrade­cer.

Dentro de su etapa como escritor de novelas populares, es preciso reseñar una singularidad que comparte con Pascual Enguídanos. Ambos son los únicos escritores españoles de ciencia ficción popular que se atrevieron a abordar una epopeya galáctica en forma de serial, en la que se describía el futuro de la humanidad al estilo de la serie de la Fundación de Asimov (salvando las distancias, claro está). Siguiendo la pauta de Enguídanos, autor de la conocida Saga de los Aznar, Torres Quesada alumbró años más tarde la serie del Orden Estelar, un buen puñado de novelitas en las que se describe una Tierra surgida del marasmo posterior al hundi­miento del Primer Imperio Galáctico que intenta hacer volver al redil a todas aquellas antiguas colonias que se habían zafado de su tutela aprovechándose de las circunstancias.

La similitud con el universo de Asimov es notable, pero aun así la serie de Torres Quesada resulta, en sus mejores momentos, original e interesante. Lamentablemente, las grandes cortapisas impuestas por el director de la colección La Conquista del Espacio, de la editorial Bruguera, en la cual fueron publicadas las mayor parte de las novelas, impidieron un desarrollo más profundo del Orden Estelar. En un artículo publicado hace años en la extinta revista Nueva Dimensión, Torres Quesada se lamentaba de todos estos inconvenientes que coartaban en gran medida su labor literaria, ya que, por lo que se deduce de sus palabras, los responsables de Bruguera no estaban interesados lo más mínimo en la calidad de las obras publicadas, e incluso le reprochaban que profundizara en ellas.

Afortunadamente, Torres Quesada conoció un renacimiento a finales de los años ochenta, cuando se le presentó la oportunidad de escribir sin trabas de tema o extensión, lo que le ha llevado a partir de entonces, como veremos más adelante, a escribir sus mejores obras, iniciando así una etapa de esplendor que todavía hoy continúa.


Los inicios



Conviene recordar que el bautismo de Torres Quesada como escritor no tuvo lugar en la citada colección La Conquista del Espacio, sino en la anterior y casi mítica Luchadores del Espacio, de la editorial Valenciana. En 1963 consiguió que le publicaran con el número 233 (penúltimo título, por cierto, de la colección) la novela Un mundo llamado Badoom -aunque en la portada pone erróneamente Bodoom-, que apareció firmada como Alex Tower. Este seudónimo fue posteriormente abandonado por el autor en favor del conocidísimo de A. Thorkent, que comenzó a utilizar cuando empezó a escribir para Bruguera a fin de evitar coincidencias con Austin Tower, otro de los autores de esta editorial, aunque volvió a recuperarlo en sus posteriores colaboraciones con otras editoriales. La novela, aunque lastrada por la bisoñez del autor -Torres Quesada tenía veintidós años cuando la escribió- presenta notables aciertos. En ella hay un imperio galáctico, viajes interestelares, flotas siderales y enemigos extraterrestres, a la vez que intrigas políticas, suspense, telépatas y disturbios coloniales, adivinándose en sus páginas los esbozos de lo que andando el tiempo sería el universo del Orden Estelar.

Incitado por el éxito, el novel escritor emprendió inmediatamente la redacción de una segunda novela pero, para su decepción, la colección Luchadores del Espacio dejó de existir. Años más tarde intentaría infructuosamente publicar novelas en las colecciones de la editorial Toray, que le rechazó varios originales, teniendo que esperar hasta que, a principios de los años setenta, se convirtiera por derecho propio en uno de los puntales de la nueva colección La Conquista del Espacio. La primera novela publicada en esta colección, es decir, la segunda de su carrera, fue la titulada La amenaza del infinito, número 40 de la colección, a la que seguiría, con el número 47, Los mercenarios de las estrellas, primera de las ambientadas en el universo del Orden Estelar. A éstas seguirían muchas más, tanto del Orden como independientes, hasta sumar un total de treinta y siete novelas de las primeras y cuarenta y una de las segundas, todas ellas publicadas en La Conquista del Espacio.

No acaba aquí la bibliografía de nuestro autor en lo referente a las novelas de a duro -que, por cierto, entonces ya costaban bastante más-; en la colección Héroes del Espacio, hermana de la anterior pero durante algún tiempo camuflada bajo las siglas de la editorial Ceres, filial de Bruguera especializada en publicaciones más subidas de tono -eran los años del destape-, publicó seis novelas del Orden y doce independientes. Por último, en la colección Galaxia 2000, de la editorial Delta, su colaboración se resumió en otras seis de las primeras y diez de las segundas, aunque la última -El signo de Wrangull, número 33- no llegó a ser editada debido al cierre de la colección, al igual que ocurrió con el original de Nelhar de Laninkia. Ambos títulos inéditos completan, junto con los otros cuatro publicados en esta misma colección, el Ciclo de Hongara, reeditado en 2016 por la Asociación Cultural Hispanoamericana Amigos del Bolsilibro, el cual, junto con los breves ciclos de la Cofradía de Asesinos y los Kherles, comprenden con el Orden Estelar el listado de las series concebidas por nuestro autor.

En total, contando a Un mundo llamado Badoom, la aportación de Torres Quesada a las colecciones populares se eleva a ciento catorce novelas, de las cuales unas cincuenta se integran en los diferentes ciclos del Orden Estelar. Dieciséis de estas últimas, a su vez, fueron reeditadas en los años ochenta por Ediciones B, heredera de la extinta editorial Bruguera, en cuatro tomos recopilatorios de su colección de libros de bolsillo VIB, una iniciativa que lamentablemente no tuvo continuidad; por fortuna, entre 2003 y 2005 la editorial Robel abordó la reedición de toda la serie completa, estructurada por vez primera según su orden cronológico propio, incluyendo algunos episodios inéditos que sirven de puente entre los distintos ciclos en los que se divide la serie.


La madurez



Ángel Torres Quesada no se conformó nunca con el limitado horizonte de las novelas de a duro. Así, en fecha tan temprana como 1967 publicó su primer relato serio, El hombre de la esfera, en la antología española de ciencia ficción publicada por la editorial Edhasa. Cronológicamente este relato es la segunda obra publicada por nuestro autor, posterior tan sólo a Un mundo llamado Badoom, y se da la circunstancia de que aprovechó para él parte del material que tuvo que suprimir de la novela anterior por exigencias de la editorial Valenciana, que consideró demasiado extenso el manuscrito original. Un año después probó suerte con la añorada Nueva Dimensión, en cuyo número 16 apareció el relato Un novicio para Su Grandeza, reeditado en el volumen Lo mejor de la ciencia ficción española, primero en Superficción de Martínez Roca y posteriormente en la Biblioteca de Ciencia Ficción de Orbis. A partir de entonces, compaginó los bolsilibros con las novelas, las novelas cortas y los relatos.

Centrándonos en sus novelas, nos encontramos en primer lugar con la durante muchos años truncada Trilogía de los Dioses, cuyas dos primeras entregas (Dios de Dhrule y Dios de Kherle) fueron publicadas entre 1980 y 1981 en Nueva Dimensión, mientras la tercera y última Dios de la Esfera quedó inédita tras la desaparición de dicha revista; y así continuó hasta la reedición de la trilogía completa en 2002.

A finales de la década de los ochenta, la editorial Ultramar dio a la luz la que probablemente sea la obra más ambiciosa de nuestro autor, la Trilogía de las Islas, formada por las novelas Las islas del infierno, Las islas del paraíso y Las islas de la guerra, a las que algunos años después se sumó su colofón Wyharga, aparecida en la colección Futurópolis de Miraguano, que debería haber sido el inicio de una frustrada segunda trilogía. Completamente agotada la edición de Ultramar y ávidamente buscados los ejemplares por los lectores por las librerías de viejo, la trilogía fue finalmente reeditada en 2001 -aunque no así Wyharga- por la editorial Timun Mas. El argumento de estas novelas, que engancharon a miles de lectores, es sobradamente conocido: diversos fragmentos de la superficie de la Tierra desaparecen repentinamente, con sus ocupantes incluidos, y todos ellos reaparecen en un planeta de pesadilla poblado por sanguinarios monstruos y plagado de trampas mortales, lo que convierte a la vida de los protagonistas en una auténtica y trepidante odisea.

Ya en la década de los noventa, Torres Quesada publicó varias novelas: La dama de plata, en Etiqueta Futura de la editorial Júcar, y Los vientos del olvido, una loable iniciativa de autoedición bajo el sello Gadir que narraba la curiosa trasposición de la cultura musulmana al ámbito de la ciencia ficción, con logrados toques de fantasía heroica y un inconfundible aroma a las novelas del Orden Estelar. En ella, viajeros de la Tierra llegan a un planeta donde la antigua civilización ha colapsado, cayendo en una nueva Edad Media de rasgos inequívocamente musulmanes. Poco después, publicaría Las grietas del tiempo en una fanedición de Pedro G. Bilbao a través de su editorial Silente, la cual sería posteriormente reeditada. Se trata de una interesante ucronía de sorprendente final que recuerda un tanto a la Trilogía de las Islas y en la que de nuevo tenemos a unos protagonistas arrancados de su ámbito espacio-temporal, aquí complicada con unos sorprendentes universos alternativos.

Tras un silencio de varios años, durante los cuales estuvo más dedicado a las novelas cortas y los relatos, en 2004 la efímera editorial Forminge le publicó la novela ambientada en el antiguo Egipto La tercera pirámide. A ella siguió una nueva etapa de silencio editorial, que no de producción literaria, que duró hasta 2010, año en el que vio publicadas dos novelas, Las sendas púrpuras en la colección Albemuth Internacional del Grupo AJEC, y la ambiciosa Mundo de leyendas, en la colección Erídano de la editorial Alfa Eridani, ubicada en el universo de Wyharga. A éstas les siguió, ya en 2011, En la ciudad oscura, una novela negra ambientada en la España de un futuro muy próximo publicada en la colección Arrakis, del Grupo AJEC. Sería en 2013 cuando, tras una espera de más de veinte años, los lectores pudimos disfrutar al fin de El aliento de la oscuridad; publicada por Silente, esta novela completa la sombría historia avanzada por la inquietante El círculo de piedra. La última novela publicada por ahora, en 2015 por la editorial Dalya, es El final del origen, una versión extendida de la anterior novela corta Sombras en la eternidad.

En lo que respecta a las novelas cortas, cabe reseñar en primer lugar la ya citada El círculo de piedra, publicada en el volumen correspondiente a los Premios UPC 1991 de Ediciones B, cuya continuación quedó en su momento sin publicar por diversos avatares editoriales, a excepción del avance de un capítulo aparecido en el volumen 6 de Artifex. En El círculo de piedra nos encontramos de nuevo con uno de los leit motivs recurrentes del autor, la súbita trasposición de personajes contemporáneos a un medio tan insólito como hostil, aunque en esta ocasión ocurre justo lo contrario de lo que acontecía en las Islas, ya que no son los protagonistas los que se ven arrancados de su entorno y trasladados al nuevo escenario, sino la propia Tierra la que comienza a recibir inesperadamente, en el mismo momento en el que cae la noche, toda una horda de extraños y sanguinarios seres que trastornan por completo, hasta hacerla prácticamente imposible, la vida en las grandes ciudades.

Años después apareció Un paraíso llamado Ara, fanedición de Juan José Aroz en su colección Espiral. En esta ocasión nos encontramos con Ara, un planeta colonizado por la Tierra que, pese a ser tan paradisíaco como se apunta en el título, está siendo sometido a todo tipo de agresiones ecológicas por parte de la humanidad, que vierte en él todos sus excedentes de población. Las razones de esta desquiciada forma de actuar no quedarán desveladas hasta el final de la novela, tras la investigación casi policíaca por parte de uno de los protagonistas. A ella siguieron, ya en los albores del nuevo siglo, Sombras en la eternidad y Los sicarios de Dios, la primera de las cuales gozó del poco frecuente honor de haber sido traducida al francés como Les Croisés de l'eternité. Dentro de este apartado la bibliografía del escritor gaditano se cierra por ahora con Estigia, la cual puede ser considerada como una precuela de Los vientos del olvido.

Los relatos cortos, por último, son demasiado numerosos para comentarlos en detalle, por lo que remito a los lectores a la bibliografía que acompaña a este trabajo. Lamentablemente muchos de ellos son hoy en día casi inencontrables, por lo que en la práctica tan sólo pueden leerse los más recientes.

He de reseñar algo que Torres Quesada me ha comentado personalmente: él se siente mucho más cómodo escribiendo novelas que cuentos, y a mi modo de ver éstas le salen más redondas sin desmerecer por ello sus cuentos que, pese a todo, suelen ser asimismo excelentes. Por ello, no estaría de más una antología de sus relatos que, como digo, son en su mayor parte prácticamente imposibles de encontrar.


El futuro


Tras largos años en los que no se había hecho justicia a nuestro escritor gaditano diversas editoriales, tanto comerciales como aficionadas, nos han regalado con la publicación de varias obras suyas, inéditas las unas y reeditadas las otras, a las que hay que sumar, por la importancia de su volumen, la reedición completa de sus bolsilibros del ciclo del Orden Estelar.

Hoy Ángel Torres Quesada se encuentra en la plenitud de su carrera literaria gozando de su mejor momento creativo, y los aficionados esperamos con ansiedad la aparición de nuevas obras que pasen a incrementar su amplia e importante bibliografía. Esperemos que las editoriales piensen lo mismo; ojalá sea así.

arriba



Entrevista a Ángel Torres Quesada


P.: Ángel, tú tienes una perspectiva de cuarenta años como escritor y, supongo, al menos tantos, si no más, como lector de ciencia ficción. ¿Cómo ves tú la evolución del género en España durante todos estos años?

R.: Echo la mirada atrás, muy atrás, y no sé dónde detenerme para tomar un punto de referencia. Quizá no debería ahondar más allá de los setenta, años en que empecé a tomar contacto con el fandom de aquella época. Entonces yo podía contar con los dedos de las manos a los aficionados que había conocido y los escasos fanzines que por entonces circulaban. Al cabo de treinta años o así,  veo mejor el panorama de la cf. Lo contrario sería lamentable. Pero aún no estamos en los niveles que me habría gustado que se hubiera alcanzado, como los soñaba  por los setenta y los ochenta.

P.: ¿A qué niveles te refieres?

R.: Sigo echando de menos una o dos colecciones donde publicar novelas. Sin embargo, el cuento, el relato y la novela corta  han avanzado en todas las vertientes, como la cf, la fantasía y el terror, y actualmente se publican cosas estupendas, pero casi siempre en plan aficionado aunque el envoltorio tenga un empaque muy profesional. En el listado de posibles candidatos a los premios Ignotus, la relación de cuentos suele ser abrumadora, en cantidad y calidad. Lástima que sólo obtengan una compensación económica los que alcanzan un premio en algún concurso. En esto de cobrar por un relato seguimos más o menos como antes.

P.: Pero tú sabes mejor que nadie que las colecciones de ciencia ficción publicadas en España han sido, desde siempre, efímeras, con el agravante de que los escasos editores que ha habido solían ignorar casi por completo a los autores españoles, prefiriendo recurrir a escritores extranjeros, norteamericanos principalmente. Dentro de este sombrío panorama, y centrándonos en el presente, ¿qué echas de menos?

R.: Aparte de esas colecciones de novelas, he estado mucho tiempo añorando una revista como Nueva Dimensión, sobre todo a ND. Y no estoy de acuerdo, como he oído más de una vez, que en ésta se ignorara a los autores españoles por norma o por capricho. Domingo Santos fue el primero en apoyarnos, y habría seguido creyendo en nosotros si las circunstancias no se lo hubieran impedido. La prueba de lo que digo está en Asimov, que él dirige. Una revista en la que tenemos cabida los autores españoles y se nos trata con profesionalidad, es decir cobrando por nuestro trabajo.

P.: Ahora los avances tecnológicos y, sobre todo, informáticos, facilitan enormemente la tarea a los aficionados. ¿Qué piensas de las publicaciones actuales?

R.: Nunca ha habido tantos fanzines y revistas profesionales como ahora, y por lo tanto las oportunidades que se les ofrecen a los nuevo autores son excelentes. Los fanzines actuales intentan especializarse para complacer todas las tendencias de los aficionados. Con la aparición en el mercado de Asimov, además de conocer la actual tendencia de los autores americanos y españoles, nuevos y veteranos, podemos disfrutar de una revista digna en su contenido y en su presentación y, lo más importante, de periodicidad mensual y a un precio muy atractivo. En cuanto a las novelas, confiemos en que pronto aparezcan las colecciones que estamos pidiendo todos, lectores y autores. Los esfuerzos de editoriales como La Factoría de Ideas, Bibliópolis, Silente, Gigamesh y otras más, y por supuesto de Robel, más el incremento de revistas como Galaxia y la renovada Gigamesh, sin olvidarnos del proyecto de Minotauro y su importante y prestigioso premio, son factores que me hacen concebir que estamos en una expansión de la literatura de ciencia ficción y fantasía como nunca la hemos visto. Espero que en unos años, cuando echemos una mirada atrás, nosotros mismos nos sorprendamos de lo que hemos logrado.

P.: En esta entrevista no podía faltar la siguiente pregunta. ¿Cómo se gestó la reedición de El Orden Estelar?

R.: Conocí a Jesús Rodríguez, de Robel, en Barcelona; hablamos de CF y del libro que presentó en la Hispacón de 2002. En diciembre del mismo año me llamó porque pasaba por Cádiz y quería hablar conmigo. Me propuso la reedición de El Orden Estelar, llegamos a un acuerdo y en junio del siguiente año ya estaba el primer número en las librerías. Yo le propuse que las novelas debían ser revisadas, y a pesar del enorme trabajo que ello suponía comprendió que algunas cosas necesitaban ser actualizadas, por lo que no puso el menor reparo, sino todo lo contrario. Ahora esperamos que el proyecto tenga un fin satisfactorio y los 28 números previstos vean la luz. Aunque en la colección se han incorporado dos títulos inéditos, Los guerreros del tiempo y La odisea del Silente, me habría gustado escribir algunas novelas más y llenar ciertas lagunas, pero el tiempo hace inviable este deseo mío. El esfuerzo realizado por la editorial ha sido grande, ha superado todas mis expectativas, la presentación de las novelas la considero excelente.

P.: Y por lo que yo sé, también ha sido excelente la respuesta de los lectores, en cuyas manos está en última instancia él éxito o el fracaso de la iniciativa... que yo estoy convencido que va a ser lo primero. Así pues, Ángel, muchas gracias por tu amabilidad y te deseo la mejor de las suertes en este difícil mundo de la literatura.

R.: Gracias a todos vosotros.

arriba



Bibliografía de Ángel Torres Quesada


I. BOLSILIBROS



Ia. Serie del Orden Estelar

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO

47.- Los mercenarios de las estrellas. 357.- Surgieron de las profundidades.
74.- Los enemigos de la Tierra. 369.- Cita en el futuro.
80.- Mundo olvidado. 374.- Base secreta.
83.- Los conquistadores de Ruder. 495.- Huida a las estrellas.
92.- Un planeta llamado Krhisdal. 503.- El poder estelar.
98.- Los brujos de Lero. 515.- Guerra en el triángulo solar.
101.- Los hombres de Arkand. 520.- Intriga galáctica.
106.- Muerte en Undar. 525.- Las huellas del imperio.
109.- Mercaderes del espacio. 543.- Contrabandistas del cosmos.
127.- Rebeldes en Dangha. 551.- Los humanoides de Kebash.
140.- Misión en Oulax. 558.- La batalla de Sarkamat.
143.- Invasor del Más Allá. 563.- Un agujero en el espacio.
154.- El planeta de los hombres perdidos. 566.- La leyenda de un planeta.
264.- El planeta de la venganza. 578.- Las torres de Pandora.
298.- Esclavo del imperio. 587.- Motín en el espacio.
301.- Objetivo: Destruir un mundo. 599.- Los aborígenes de Kalgalla.
332.- Señores de las estrellas. 629.- El enigma de Urtala.
335.- Enigma en Sural. 672.- Los mercenarios de Wutoo.
338.- Guerra galáctica. 673.- Emigración al terror.
345.- Rebelión en la galaxia. 707.- Barbarroja del espacio.

COLECCIÓN HÉROES DEL ESPACIO

98.- El asteroide de Kassandra. 156.- La guerra inacabada.
135.- La venganza de Caronte. 181.- La montaña estelar.
142.- Los magnicidas del tiempo. 186.- Traición en Urlanka.

COLECCIÓN GALAXIA 2000

1.- Caronte en el infierno. 12.- La extraña aventura de Caronte.
3.- Walkar bajo el terror. 18.- Una línea en el espacio.
6.- Aliado de la Tierra. 23.- Cadete del espacio.

Ib. Series cortas

SERIE DE HONGARA. COLECCIÓN GALAXIA 2000

10.- Las murallas de Hongara. 29.- La furia de los malditos.
13.- El planeta de la luna roja. 33.- El signo de Wrangull*.
20.- El enigma de la luna. 34.- Nelhar de Laninkia*.

* Inéditas en formato de bolsilibro.


SERIE DE LA COFRADÍA DE ASESINOS*

COLECCIÓN HÉROES DEL ESPACIO

128.- Cofradía de asesinos. 176.- Enemigo de la cofradía.

COLECCIÓN GALAXIA 2000

7.- El hacedor de mundos.

* Incluye novelas en formato de libro.


SERIE DE LOS KHERLES*. COLECCIÓN GALAXIA 2000

15.- El día que llegaron los kherles. 30.- Y los kherles dijeron...

* Incluye novelas en formato de libro.


Ic. Novelas independientes

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO

40.- La amenaza del infinito. 507.- Regresaron al futuro.
67.- Un trazo de luz. 512.- Los mercenarios del tiempo.
77.- Los comandos del Sol. 518.- La amenaza del décimo planeta.
95.- Rastros en el espacio. 523.- Destino: Deneb IV.
133.- Encrucijada del espacio-tiempo. 528.- Éxodo a las estrellas.
158.- La guerra de las lunas. 532.- Intrusos de otra dimensión.
170.- La amenaza viene del pasado. 539.- Guerra cíclica.
277.- Los últimos días de la Tierra. 546.- Salto al futuro.
306.- ¡Salvemos la Tierra! 549.- El imperio de Ornax.
322.- La amenaza múrida. 554.- Los planetoides de Kabarga.
342.- En el infierno marciano. 560.- El peligro latente de Mhurg.
348.- Prisión en Ganímedes. 569.- Los descendientes del Arca.
352.- Mundo aislado. 577.- Los herederos de la humanidad.
361.- La raza milenaria. 581.- Desde los confines de la galaxia.
364.- Mundos paralelos. 583.- Soldados del espacio.
393.- La espada flamígera. 593.- Mundo de acero.
470.- En las fronteras galácticas. 597.- La plataforma de los dioses.
479.- Enemigos ocultos. 602.- Los dominadores de la Tierra.
484.- Conflicto en Magna. 618.- En los dominios de Creón.

COLECCIÓN HÉROES DEL ESPACIO

78.- Amenaza a la Tierra. 151.- El largo periplo.
86.- Los abismos del espacio. 162.- El mensaje del pasado.
103.- Los piratas de Korgia. 178.- Camino abierto a las estrellas.
110.- Un segundo de la eternidad. 183.- Tres días de silencio.
122.- Conflicto en Lhupara. 184.- Vendieron vuestras vidas.

COLECCIÓN GALAXIA 2000

21.- Los amos del sello. 27.- Pasaporte a las estrellas.

COLECCIÓN LUCHADORES DEL ESPACIO

233.- Un mundo llamado Badoom.

La conquista del espacio era editada por Bruguera. Héroes del espacio por Ceres y Bruguera. Galaxia 2000 por Delta, y Luchadores del espacio por Valenciana.

arriba



II. OTRAS OBRAS




IIa. Novelas

Dios de Dhrule. Nueva Dimensión, nº 122/3, 1980 (reed. en la Trilogía de los Dioses. Col. Aelita, nº 6. Río Henares, 2002).

Dios de Kherle. Nueva Dimensión, nº 133/4, 1981 (reed. en la Trilogía de los Dioses. Col. Aelita, nº 6. Río Henares, 2002).

Dios de la Esfera. Editada en la Trilogía de los Dioses. Col. Aelita, nº 6. Río Henares, 2002.

Las islas del infierno. Col. Grandes éxitos de bolsillo, nº 145 (Ciencia ficción, nº 73). Ultramar, 1989 (reed. col. Gorgona, nº 1. Timún Mas, 2001).

Las islas del paraíso. Col. Grandes éxitos de bolsillo, nº 146 (Ciencia ficción, nº 74). Ultramar, 1989 (reed. col. Gorgona, nº 2. Timún Mas, 2001).

Las islas de la guerra. Col. Grandes éxitos de bolsillo, nº 147 (Ciencia ficción, nº 75). Ultramar, 1989 (reed. col. Gorgona, nº 3. Timún Mas, 2002).

La Dama de plata. Col. Etiqueta Futura, nº 23. Júcar, 1991.

Whyarga. Col. Futurópolis, nº 35. Miraguano. 1993.

Los vientos del olvido. Col. Gadir, nº 1. Gadir, 1995 (reed. col. Kronos. Minotauro, 2007).

Las grietas del tiempo. Col. Brazo en espiral, nº 4. Silente, 1998 (reed. col. Perseidas, nº 2. Silente, 2003).

La tercera pirámide. Col. Bolsillo, nº 1. Forminge, 2004.

Las sendas púrpuras. Col. Albemuth Internacional, nº 29. Grupo AJEC, 2010.

Mundo de leyendas. Col. Erídano. Alfa Eridani, 2010.

En la ciudad oscura. Col. Arrakis. Grupo AJEC, 2011.

El aliento de la oscuridad. Col. Clásicos CF, nº 6. Silente. 2013.

El final del origen. Dalya. 2015.


IIb. Novelas cortas

El círculo de piedra. Premio UPC 1991. Col. Nova, nº 48. Ediciones B, 1992.

Un paraíso llamado Ara. Col. Espiral, nº 14. Juan José Aroz, 1999.

Sombras en la Eternidad. Beca Pepsi-Semana Negra, 2000. Artifex Estelar, nº 2. 2001. (reed. en francés como Les Croisés de l'eternité. Col. Fusée, nº 14. Rivière Blanche, 2011).

Los sicarios de Dios. Col. Aelita, nº 4. Pulp Ediciones. 2001.

Estigia. Col. Imagina. Atanor. 2011.


IIc. Relatos

El hombre de la Esfera. Antología española de ciencia ficción, vol. 1. Edhasa, 1967.

Centro de Violencia Controlada. Antología de novelas de anticipación, 9ª selección. Acervo, 1969. (reed. revisada en El Fantasma, nº 9. 1995).

Un novicio para Su Grandeza. Nueva Dimensión, nº 16. 1970 (reed. en Lo mejor de la ciencia ficción española. Col. Superficción, nº 75. Martínez.Roca, 1982 y Biblioteca de Ciencia Ficción, nº 56. Orbis, 1986).

Un asunto endemoniado. Nueva Dimensión, nº 119. 1979 (reed. en El Fantasma, nº 11. 1996).

El ángel malo que surgió del sur. Nueva Dimensión, nº 141. 1982.

Los amables seres de Kilish. Morbo. 1984.

Derecho de captura. Morbo. 1984.

Trazos difusos. Morbo. 1984.

El día que nevó muerte. Morbo. 1984.

Un casino para el infierno. Círculo Andaluz de Tebeos, nº 13. 1992 (reed. revisada en 2001, nº 1. 2001).

Machote, machote. Visiones 1995. AEFCF, 1995.

Sueños. 2º premio Domingo Santos, 1994. BEM, nº 47. 1995 (reed. en Artifex segunda etapa, vol. especial Gadir 2004. 2004).

Amanecer en la playa. Artifex, nº 16. 1997 (reed. en Axxón como Sueño gris. 2001, y en Asimov, nº 14. Robel, 2004).

La colina del brezo. Visiones 1998. AEFCF, 1998.

Ciclos. Col. Espiral, nº 14. Juan José Aroz, 1999.

Tres milenios... más o menos. Impactos en el tercer milenio. Col. Espiral, nº 16. Juan José Aroz, 1999 (reed.en Axxón, nº 107, como Dos milenios... más o menos. 2001).

Las pelotas que vinieron del espacio. Boletín ATQ, 1999 (reed.en Axxón, nº 107. 2001).

El trovador. Relato/capítulo de la novela Los orígenes. Framauro, nº 2. 2001.

Los desafiantes. Relato/capítulo de la novela El aliento de la oscuridad. Artifex segunda etapa, nº 6. 2001.

El hierro y la piedra. Asimov, nº 2. Megamultimedia, 2001.

El destino del empalador. 2º premio Domingo Santos, 1996. Púlsar, nº 7. 2002.

Sólo nos queda Pharir. PulpMagazine, nº 7. 2002.

Fuego eterno. PulpMagazine, nº 8. 2002.

El visitante. Asimov, nº 14. Robel, 2003 y Certamen Alberto Magno de fantasía científica 2003. 2004.

Un mundo de reflejos. Asimov, nº 8 Robel, 2004.

Atardecer en la playa. Asimov, nº 14. Robel, 2004.

Trueque. Asimov, nº 20. Robel, 2005.

Anochecer en la playa. Asimov, nº 21. Robel, 2005.


arriba


III. REEDICIONES DE BOLSILIBROS



Novelas del Orden Estelar reeditadas en la Colección VIB (Ediciones B)


El Orden Estelar (4 vols). Col. VIB, nº 205-1 a 205-4. Ediciones B, 1996 (vols. 1 y 2) y 1998 (vols. 3 y 4).

T-1 (525 C).- Las huellas del imperio. T-3 (599 C).- Los aborígenes de Kalgalla.
T-1 (672 C).- Los mercenarios de Wutoo. T-3 (101 C).- Los hombres de Arkand.
T-1 (551 C).- Los humanoides de Kebash. T-3 (140 C).- Misión en Oulax.
T-1 (578 C).- Las torres de Pandora. T-3 (264 C).- El planeta de la venganza.
   
T-2 ( 74 C).- Los enemigos de la Tierra. T-4 (629 C).- El enigma de Urtala.
T-2 ( 80 C).- Mundo olvidado. T-4 (142 H).- Los magnicidas del tiempo.
T-2 ( 83 C).- Los conquistadores de Ruder. T-4 (106 C).- Muerte en Undar.
T-2 ( 92 C).- Un planeta llamado Khrisdal. T-4 (143 C).- Invasor del más allá.

T: Número de tomo. Entre paréntesis, número de la primera edición. C: Col. La conquista del espacio de Bruguera. B: Col. Héroes del Espacio de Ceres o Bruguera.


Novelas del Orden Estelar reeditadas por la editorial Robel


El Orden Estelar (28 vols.). Robel, 2003 a 2005.

1-1 (127 C).- Rebeldes en Dangha. 15-2 (264 C).- El planeta de la venganza.
1-2 ( 98 C).- Los brujos de Lero. 16-1 (629 C).- El enigma de Urtala.
2-1 (495 C).- Huida a las estrellas. 16-2 (142 H).- Los magnicidas del tiempo.
2-2 (520 C).- Intriga galáctica. 17-1 (106 C).- Muerte en Undar.
3-1 (587 C).- Motín en el espacio. 17-2 (143 C).- Invasor del más allá.
3-2 (298 C).- Esclavo del imperio. 18-1 (357 C).- Surgieron de las profundidades.
4-1 (369 C).- Cita en el futuro. 18-2 (515 C).- Guerra en el triángulo solar.
4-2 (186 H).- Traición en Urlanka. 19-1 (563 C).- Un agujero en el espacio.
5 y 6-1 (I).- Los guerreros del tiempo. 19-2 (156 H).- La guerra inacabada.
6-2 ( 47 C).- Los mercenarios de las estrellas. 20-1 (181 H).- La montaña estelar.
7-1 (503 C).- El poder estelar. 20-2 (707 C).- Barbarroja del espacio.
7-2 (109 C).- Mercaderes del espacio. 21-1 ( 18 G).- Una línea en el espacio.
8-1 (301 C).- Objetivo: Destruir un mundo. 21-2 ( 23 G).- Cadete del espacio.
8-2 (543 C).- Contrabandistas del cosmos. 22-1 (335 C).- Enigma en Sural.
9-1 (525 C).- Las huellas del imperio. 22-2 (345 C).- Rebelión en la galaxia.
9-2 (672 C).- Los mercenarios de Whutoo. 23-1 (338 C).- Guerra galáctica.
10-1 (551 C).- Los humanoides de Kebash. 23-2 (332 C).- Señores de las estrellas.
10-2 (578 C).- Las torres de Pandora. 24-1 ( 98 H).- El asteroide de Kassandra.
11-1 ( 74 C).- Los enemigos de la Tierra. 24-2 (135 H).- La venganza de Caronte.
11-2 ( 80 C).- Mundo olvidado. 25-1 ( 1 G).- Caronte en el infierno.
12-1 ( 83 C).- Los conquistadores de Ruder. 25-2 ( 12 G).- La extraña aventura de Caronte.
12-2 ( 92 C).- Un planeta llamado Krhisdal. 26-1 (558 C).- La batalla de Sarkamat.
13-1 ( I ) .- La odisea del Silente. 26-2 (673 C).- Emigración al terror.
13-2 (566 C).- La leyenda de un planeta. 27-1 ( 3 G).- Walkar bajo el terror.
14-1 (599 C).- Los aborígenes de Kalgalla. 27-2 (154 C).- El planeta de los hombres perdidos.
14-2 (101 C).- Los hombres de Arkand. 28-1 (374 C).- Base secreta.
15-1 (140 C).- Misión en Oulax. 28-2 ( 6 G).- Aliado de la Tierra.

1-1: Número de tomo y de novela según el orden de publicación. Entre paréntesis, número de la primera edición. C: Col. La conquista del espacio. H: Col. Héroes del Espacio. G: Col. Galaxia 2000. I: Inédita.


Novelas del Ciclo de Hongara reeditadas por la Asociación
Cultural Hispanoamericana de Amigos del Bolsilibro (ACHAB)


La Saga de Hongara. Colección ACHAB, nº 3. Asociación Cultural Hispanoamericana de Amigos del Bolsilibro, 2016.

Las murallas de Hongara. La furia de los malditos.
El planeta de la luna roja. El signo de Wrangull*.
El enigma de la luna. Nelhar de Laninkia*.

* Inéditas en formato de bolsilibro.


Otras reediciones de bolsilibros

Huida a las estrellas (nº 495 de La conquista del espacio) en el nº 1 de PulpMagazine (2000).
Un mundo llamado Badoom (nº 233 de Luchadores del espacio) en el nº 5 de Pulp Magazine (2001).
arriba

Publicado el 4-5-2005 en el Sitio de Ciencia Ficción
Actualizado el 21-12-2015