El origen de esta serie está en un conjunto de siete relatos que escribí para la extinta revista Pulp Magazine, con unos protagonistas fijos -algo insólito en mí- sometidos a unas descacharrantes peripecias. Mis dos personajes, el español Miguel Salazar y el italiano Luiggi da Vico, también conocidos en el mundillo como los Espaciogafes, son dos astronautas que se intentan buscar la vida como buenamente pueden en el Cinturón de Asteroides -es decir, en el culo del Sistema Solar- y que, como el subtítulo de la serie indica, son unos auténticos pringados a los que todo les sale mal... o casi.

Evidentemente mi fuente de inspiración más directa fueron los personajes de Ibáñez Pepe Gotera y Otilio o bien Mortadelo y Filemón, ya que en realidad tienen un toque de ambos. Sin embargo, también he de reconocer la influencia de otros dos astronautas patosos, Powell y Donovan, salidos de la fértil imaginación de Isaac Asimov, que no es poco. Todo ello, adobado en un ambiente de Space Ópera propio de las novelitas de a duro que acostumbraba a devorar cuando era todavía un crío. Como broma, titulé a todos ellos con frases famosas en latín o, en una ocasión, en italiano, siempre en sus idiomas originales.

La idea de su destartalada astronave, el Alcaudón, me vino principalmente del popular Halcón milenario de La guerra de las galaxias, y en lo que respecta a su nombre lo elegí al azar optando por el de ese simpático pajarillo que, pese a su inofensiva apariencia, es en realidad un consumado y sofisticado cazador. Además, sonaba eufónico. Por entonces yo no tenía ni la menor idea de la existencia de Hyperion, la novela de Dan Simmons en la que aparece el Alcaudón como protagonista principal de toda la saga; de haberlo sabido habría elegido otro nombre para la cafetera volante de mis protagonistas, pero cuando me enteré de esta coincidencia onomástica ya no tenía remedio. Eso sí, mi Alcaudón es completamente distinto, y sobre todo mucho más inofensivo, que el peligroso ser ideado por Simmons.

Estos relatos están publicados en su totalidad, incluyendo uno que en su día quedó inédito tras el cierre de Pulp Magazine, en la página web del Sitio de Ciencia Ficción. A la derecha de los títulos incluyo la fecha de publicación de los relatos, referida a su edición digital. Al igual que en el resto de las secciones, el lector puede optar por descargar el relato de esta página pulsando sobre el título, o hacerlo con la versión alojada en el Sitio de Ciencia Ficción, en cuyo caso deberá presionar en el icono . Aunque los relatos son independientes y pueden ser leídos por separado, el orden en el que aparecen en la tabla es el correspondiente a su cronología interna, por lo que recomiendo seguirlo.

Existe también la posibilidad de descargar la totalidad de los relatos del Alcaudón en un único fichero. en formato pdf, azw3, epub, fb2 o mobi.



Vanitas vanitatis 7-12-2000
Alea jacta est 13-12-2000
Eppur si muove 17-7-2001
Nec hiede 10-1-2002
Vade retro 2-7-2002
Ars amandi 6-4-2002
Dies irae 15-3-2004