Rover



Término inglés cuya traducción literal en español es caminante o vagabundo, aunque habitualmente se suele identificar con los vehículos de una conocida marca automovilística. Quizá por esta razón, en el ámbito de la astronáutica comenzó a denominarse así a los vehículos automóviles enviados a la Luna primero y posteriormente a Marte. Una alternativa a su nombre en español, aunque apenas utilizada, es la de astromóvil.

El primero de estos cochecillos fue el Lunajod 1 soviético, un aparato automático que aterrizó en nuestro satélite en noviembre de 1970, poco más de un año después de la histórica misión del Apolo 11 y al que siguió su gemelo Lunajod 2 en enero de 1973. Por parte norteamericana existió el rover lunar utilizado por los astronautas de las tres últimas misiones Apolo -de la 15 a la 17- entre 1971 y 1972. A diferencia del aparato soviético, el norteamericano era un simple vehículo conducido por los propios astronautas.

A partir de entonces estos aparatos fueron enviados a Marte, perdiéndose algunos pertenecientes a misiones fallidas como la soviética Marsnic 3 y logrando desarrollarlas con éxito otros como el Sojourner, el Opportunity, el Spirit y el Curiosity, todos ellos norteamericanos.

En diciembre de 2013 fue enviado con destino a la Luna el Yutu, a bordo de la sonda china Chang'e 3, y en diciembre de 2018 otro del que no se comunicó nombre con la Chang'e 4.

Para enero de 2019 está previsto que la India lance, también a nuestro satélite, otro rover lunar con la sonda Chandrayaan 2.


Publicado el 4-12-2013
Actualizado el 10-12-2018