Epitafios divertidos



epitafio

Epitafio de Mel Blanc


Pese a que la muerte no es, evidentemente, algo para tomárselo a broma, lo cierto es que ha habido quien, a la hora de ser enterrado, ha deseado hacer un último guiño a la vida en forma de epitafio ingenioso o divertido. Rebuscando un poco por aquí y por allá, fundamentalmente por internet, me he hecho con la siguiente lista de epitafios, aunque he de reconocer que no puedo garantizar la veracidad de casi ninguno de ellos. De hecho, tengo la certeza de que al menos varios, como por ejemplo el de Groucho Marx, son apócrifos, mientras otros tienen todo el aspecto de ser completamente inventados. Incluso he encontrado algunos de personajes que todavía están vivos. Pero como dicen los italianos, se non è vero, è ben trovato.

Incluyo también frases que, sin ser epitafios en sentido estricto puesto que ni fueron pensadas como tales ni llegaron a ser grabadas sobre una tumba, sí comparten el espíritu de éstos, razón por la que merecen ser recordadas.


A mi marido, fallecido después de un año de matrimonio. Su esposa, con profundo agradecimiento.

Anónimo



Aquí yaces, y haces bien. Tú descansas, y yo también.

Anónimo



Necesité toda una vida para llegar hasta aquí.

Anónimo



Por fin dejé de fumar.

Anónimo



¡RIP, RIP, HURRA!

Anónimo



Vivió mientras estuvo vivo.

Anónimo



Desde aquí no se me ocurre ninguna fuga.

Johann Sebastian Bach



¡Eso es todo, amigos!

Mel Blanc



El que está aquí sepultado
porque no logró casarse
murió de pena acabado.
Otros mueren de acordarse
de que ya los han casado.

José Cadalso



Pierda peso. Pregúnteme cómo.

Miguel Collantes



Estoy listo para encontrarme con mi creador. Si mi creador está listo para encontrarse conmigo es otra cosa.

Winston Churchill



Estoy aquí en el último escalón de mi vida.

Marlene Dietrich



Llame fuerte, como para despertar a un muerto.

Jean Eustache



Estuve borracho muchos años, después me morí.

Francis Scott Fitzgerald



Murió vivo.

Antonio Gala



Esto es lo que le pasa a los chicos malos.

Alfred Hitchcock



De aquí si que no me escapo.

Harry Houdini



Si queréis los mayores elogios, moríos.

Enrique Jardiel Poncela



Si alguien va con cara larga a mi funeral, no volveré a hablarle.

Stan Laurel



No sé qué hago aquí.

Fernando Lleras de la Fuente



Disculpe, señora, que no me levante.

Groucho Marx



Aquí sigue descansando el que nunca trabajó.

P. Melich



Ya decía yo que este médico valía muy poco.

Miguel Mihura



Perdonadme, no lo volveré a hacer.

Antonio Mingote



Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace muy bien.

Molière



Si no viví más, fue por que no me dio tiempo.

Marqués de Sade



Ya pueden hablar bien de mí.

Freddy Sosa



Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo.

Miguel de Unamuno



No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores.

Orson Welles



Soy escritor, pero nadie es perfecto.

Billy Wilder


Publicado el 10-12-2012
Actualizado el 26-2-2015