Se habla venezolano





Y no miente



A veces, por desgracia no demasiado a menudo, nos encontramos con pequeñas anécdotas que nos hacen esbozar una sonrisa, algo que con la que está cayendo es ciertamente de agradecer.

Encontré este cartel en el escaparate de un bar cuyo dueño, cabe suponer, procede de este país sudamericano. Cuando lo vi me recordó la divertida fotografía que reprodujo Luis Carandell en su descacharrante Celtiberia Show, en la cual aparecía la pizarra de un bar donde se indicaba que allí se hablaba idiomas por señas.

Aquí, aunque ocurre justamente lo contrario -al día de hoy tenemos la suerte de entendernos perfectamente con los hispanohablantes del continente americano gracias a nuestro idioma común-, la sensación que me inspiró fue la misma, llamándome la atención la ingeniosidad de su autor que incluyó la advertencia de que se trataba del venezolano oriental junto con la apostilla de que se cocinaba sabroso.

Lo reconozco, me alegró el día.


Publicado el 4-6-2013
Actualizado el 11-6-2022