Las “esculturas” tubulares



En estos tiempos que corren en los que una visita a los museos del mal llamado arte contemporáneo -como si las obras realistas de autores de los siglos XX y XXI no lo fueran- te puede dejar una sensación entre sorprendido, desorientado y cabreado, ya no extraña demasiado encontrarte con las cosas más peregrinas incluso en plena vía pública; pero como este artículo pretende ser solamente informativo y testimonial del arte -o lo que sea- urbano de Alcalá, me abstendré de opinar acerca de su calidad artística, amén de que para ello dispongo de otra sección específica en esta misma página web.

La inusitada eclosión, con mayor o menor fortuna, de rotondas y rotonditas en la trama viaria complutense en estos últimos años ha propiciado que bastantes de ellas fueran adornadas con diferentes motivos y dispar acierto: ajardinamiento, fuentes, farolas, esculturas, nada... y, dentro del apartado de esculturas, destacan por su profusión unos elementos geométricos -me resulta difícil definirlos de otra manera- formados por un conjunto de varios tubos cilíndricos huecos con sus correspondientes perforaciones laterales, los cuales identifiqué erróneamente en su día como prosaicos postes de unas futuras señalizaciones. Como pasado cierto tiempo estos tubos se mantuvieron vírgenes de cualquier tipo de cartel, y dado que no era de esperar que se tratara de réplicas de flautas o alegorías de órganos, hube de asumir que su móvil era puramente decorativo, por lo que es preferible que cada cual saque sus propias conclusiones al respecto. Tras albergar bastantes dudas finalmente he optado por recoger aquí todas las de esta naturaleza que tengo localizadas, aunque no descarto que pueda existir alguna más.

En realidad la moda empezó hace ya algunos años cuando se peatonalizó y remodeló la calle Brihuega, así que comenzaremos por ésta, la única calle que cuenta con esculturas de este tipo, aunque diferentes del resto, ya que todas las demás, colocadas a lo largo de 2020, se ubican en varias de las nuevas rotondas.




Calle Brihuega


Esculturas de la calle Brihuega


Durante bastante tiempo la calle Brihuega, situada entre la Vía Complutense y la avenida de Guadalajara, se utilizó como cabecera de las líneas de autobuses que enlazaban Alcalá con Madrid y varios pueblos cercanos, con las consiguientes molestias para los vecinos. Finalmente el Ayuntamiento decidió suprimir esta parada con la promesa de construir una estación de autobuses, la cual sigue brillando por su ausencia pese a su evidente necesidad. Pero ésta es también otra historia.

La supresión de las paradas de autobús fue acompañada por la peatonalización y remodelación de la calle, iniciándose las obras en febrero de 2015. Una vez terminadas éstas, y junto a una zona ajardinada en la confluencia con la Vía Complutense ideada para amortiguar el ruido del tráfico, se instalaron dos motivos escultóricos formados por un haz de ocho tubos metálicos sujetos, a modo de manojos, por su parte superior girados respecto a su base. Ambos son gemelos salvo en el sentido del giro, diferente para cada uno de ellos.

Desconozco por completo qué puedan simbolizar, si es que simbolizan algo como parecen indicar los textos escritos en el pavimento, y tampoco ha trascendido el nombre de su autor.




Avenida de Meco - Senda Perdida



O, para ser más exactos, la rotonda sin nombre construida en el cruce de la avenida de Meco con la calle Senda Perdida. Pese a su pequeño tamaño, su forma oval facilitó que se convirtiera en la más prolífica de esta nueva tanda de esculturas, con cinco tubos alineados de mayor a menor altura.




Pedro Sarmiento de Gamboa - Caballería Española



También en una rotonda, situada en esta ocasión en el cruce de la avenida de la Caballería Española con las calles Pedro Sarmiento de Gamboa, Doctora de Alcalá, Ferraz y Alfonso de Zamora. Puesto que en esta ocasión es circular los tubos están dispuestos asimismo en círculo y ordenados por alturas, aunque en este caso son tan sólo cuatro.




Avenida de Guadalajara - Alonso Martínez



En esta minirrotonda que regula el cruce entre la avenida de Guadalajara y la calle Marqués de Alonso Martínez, dado su pequeño tamaño tan sólo cupieron tres tubos.




Juan de Austria - Alonso Martínez



Cercana a la anterior se encuentra esta nueva rotonda -o minirrotonda- que regula el cruce entre la avenida de Juan de Austria, la calle Marqués de Alonso Martínez y la Ronda Ancha. Cuenta también con tres tubos, de mayor tamaño que los de su vecina.




Teniente Ruiz - Alameda



En el otro extremo de la Ronda Ancha, correspondiente al cruce de ésta con las calles Teniente Ruiz, Padre Francisco, Giner de los Ríos y el paseo de la Alameda, creció otra rotonda, asimismo de tres tubos.




Reyes Católicos - Era Honda



El barrio de Reyes Católicos tampoco se libró de la eclosión de rotondas, algunas de ellas decoradas con motivos tubulares. Éste fue el caso de la pequeña rotonda que se construyó en la confluencia de la avenida de los Reyes Católicos con la calle de la Era Honda, en esta ocasión una “cinco tubos”.




Reyes Católicos - San Asturio



Éste fue también el caso de la rotonda construida también en la avenida de los Reyes Católicos pero más adelante, en el cruce con la calle de San Asturio. De mayor tamaño que la anterior cuenta con ocho tubos, el mayor número de todas las que tengo localizadas en Alcalá.


Publicado el 21-11-2020
Actualizado el 29-1-2021