Colecciones híbridas





Ante todo, es preciso reconocer que el término “híbridas” no nos agrada en absoluto; sin embargo, no fuimos capaces de encontrar otro que fuera, cuanto menos, igual de apropiado, a la par que más eufónico; quizá se habría podido utilizar otros alternativos como “intermedias”, “semipopulares” o “fronterizas” -aunque este último preferimos reservarlo para otro concepto distinto-, pero la verdad es que ninguna de estas otras opciones nos pareció adecuada... no obstante, se admiten sugerencias.

¿Qué entendemos por colecciones híbridas? Pues en general, todas aquellas a las que se podría considerar como intermedias entre las colecciones populares propiamente dichas y las colecciones de ciencia ficción serias, con todas las comillas que sea posible aplicar a este último adjetivo. De todos modos, quizá sea mejor definirlas con un ejemplo. Está claro que Luchadores del Espacio, Espacio o La Conquista del Espacio son colecciones populares puras y duras. Está claro también que Nebulae, Ciencia ficción de Cénit o Superficción de Martínez Roca no lo son, y por lo tanto no tienen cabida aquí.

Pero, ¿qué ocurre con las que están, por decirlo de una manera coloquial, entre Pinto y Valdemoro? Se trata de colecciones que cumplen alguna de las características que definen a cualquiera de estos dos grupos pero no todas ellas, e incluso en ocasiones pueden compartirlas de forma simultánea con uno y otro. Son precisamente estas últimas las que vienen recogidas aquí.

Los criterios de selección, no obstante, no han resultado sencillos. Uno de ellos, quizá el más objetivo, ha sido el de la inclusión en ellas de textos de autores extranjeros. Como es sabido las colecciones de bolsilibros se nutrían en forma exclusiva de novelas de escritores españoles apenas camuflados tras sus seudónimos falsamente anglosajones, no por otro motivo sino porque eran más baratas y además se ahorraba el coste de la traducción.

Claro está que ésta era una condición necesaria pero no suficiente, ya que a nadie en su sano juicio se le ocurriría incluir dentro del apartado de ciencia ficción popular a autores tales como Asimov, Heinlein o Clarke; aunque en realidad muchos de ellos se formaron en la escuela de los pulps, el equivalente anglosajón a los bolsilibros hispanos... pero como no estamos en Estados Unidos, es preferible no mezclar las churras con las merinas.

El otro criterio subsiguiente al anterior es el de la “calidad”, sea explicado lo de las comillas en base a que hay tanto bolsilibros excelentes como novelas de muchas más pretensiones a las que no hay cristiano que las lea... pero en general se trataba de dos ámbitos literarios bastante diferentes, por más que algunos autores como Domingo Santos o Ángel Torres Quesada llegaran a frecuentar ambos. En realidad, y en lo que a los autores españoles respecta, la división resulta ser casi siempre bastante clara, cosa que no es tan fácil con los extranjeros salvo en algunos casos concretos, y paradigmáticos, como es el de las novelas procedentes de la editorial francesa Fleuve Noir, de calidad muy similar a la de los bolsilibros hispanos.

La cuestión se complica todavía más en los casos en los que las editoriales, a veces de una forma bastante chapucera, acababan mezclando todo tipo de novelas en sus colecciones, no siendo infrecuente encontrarse obras de los más significados autores españoles de bolsilibros codo con codo con el mismísimo H.G. Wells... y como no era cuestión de andar expurgándolas, en estos casos está claro que se recogen las colecciones completas.

Así pues, en el listado de colecciones recogidas en este apartado ha acabado habiendo un poco de todo, desde varias ediciones de la editorial francesa Fleuve Noir hasta batiburrillos tan extraños como los perpetrados por Producciones Editoriales, pasando por clásicos como Futuro, la colección “de lujo” de Toray Best Sellers del Espacio, la Infinitum de Ferma, de difícil clasificación, o algunas colecciones efímeras muy poco conocidas. Así hasta un total de quince colecciones diferentes, aunque según los criterios personales de cada uno pudiera considerarse tanto que falten, como que sobren.



Colección Editorial Formato Ejempl. Páginas Años
170×110 31 174-230 1979-1980
170×110 7 200-240 1979
170×110 11 200-240 1979-1980
160×110 13 124 1951-1952
170×100 26 150-175 1961-1963
180×110 4 160 1977
170×115 5 124 1981
170×100 1 192 1976
170×110 13 200-240 1979-1980
170×110 27 190-220 1976-1977
165×115 34 128-160 1953-1954
190×120 43 200 1965-1968
175×110 7 158-168 1958
170×110 4 178-192 1968-1969
200×130 28 120-130 1966-1967
170×110 2 120 1971

1 Varios títulos de la colección figuran publicados por la editorial Mundis
2 Del número 1 al número 4 la colección se llamó Super-Ficción


Publicado el 1-3-2009