Aforismos anónimos



foto

Fotografía tomada de gallery.svetulcho.org





A veces, el genio se vuelve oscuro y naufraga en el amargo pozo del corazón.



Al estúpido se le persuade, al sabio se le convence.



Casi puede decirse que el que saluda a la estrella de la mañana pierde para siempre el uso de la vista y de la razón, pues queda fascinado por su falsa luz y es precipitado al abismo.



Cuando el infierno esté lleno, vagarán los muertos sobre la faz de la Tierra.



Cuídate de quienes no tengan nada que perder.



El deseo es una pregunta cuya respuesta nadie conoce.



¡Despertad, oh hijos de la nueva raza, y contemplad y conoced vuestro glorioso destino!



Dios se comprende a sí mismo con un amor intelectual infinito.



Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor.



El éxito consiste en alcanzar lo que se desea, la felicidad en desear lo que se alcanza.



Hemos amado con demasiado fervor a las estrellas como para temer a la noche.



Lo que hagas por ti, morirá contigo. Lo que hagas por los demás, perdurará para siempre.



Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes.



Los necios precisan de mentiras solemnes para hacer de ellas verdades creíbles.



No vivas para ser alguien conocido, sino para ser alguien que merezca la pena conocer.



Porque todo final es el comienzo de un principio.



Quiero creer en el Sol aun cuando no brille. En Dios aun cuando calle.



La vida es un misterio a vivir, no un problema a resolver.



Publicado el 29-5-2011
Actualizado el 18-1-2017