Las lápidas dedicadas a personajes alcalaínos



Existen, repartidas por distintos lugares de la ciudad, un grupo de lápidas dedicadas a personajes alcalaínos que, a diferencia otros tan ilustres como Cisneros, Cervantes, Catalina de Aragón, el emperador Fernando o Manuel Azaña, sus nombres no han trascendido del ámbito local, lo cual no quiere decir en modo alguno que no hayan sido importantes para Alcalá, aunque por razones obvias he considerado conveniente tratarlos por separado. Son personas que no aparecen en las grandes enciclopedias ni en los tratados de historia, como no sea en textos muy especializados, lo que no impide que Alcalá les dedicara, con todo merecimiento, un homenaje.

La más antigua de todas ellas, siempre siguiendo el criterio cronológico de sus respectivas fechas de erección, es la dedicada a Lucas del Campo Fernández, un político alcalaíno que llegó a ser diputado a Cortes en las elecciones 1903. La lápida se encuentra en el Salón de Plenos del ayuntamiento, concretamente en el muro opuesto a la presidencia, y consta de un medallón con el busto de este personaje junto con una inscripción laudatoria. Aunque la lápida no está fechada, cabe suponer que no sea muy posterior a la fecha de fallecimiento de Lucas del Campo, 1914 según reza en la misma.




Lápida de Lucas del Campo


A LA MEMORIA
DEL BENEMERITO ALCALAINO
DON LVCAS DEL CAMPO
DIPVTADO A CORTES
POR ALCALA DE HENARES
QVE FVE HIJO AMANTISIMO
DE SV CIVDAD NATAL
PADRE DE LOS MENESTEROSOS
Y ESPEJO DE HOMBRES BVENOS
1854 - 1914


Hemos de dar un salto ahora hasta 1941, año en el que se descubrió en el número 1 de la calle del Ángel, para encontrarnos con la lápida que recuerda la memoria de un alcalaíno víctima de la contienda fraticida, perteneciente al bando franquista tal como cabe suponer dada la cercanía del final de la Guerra Civil. Se trata de José del Campo Clemente, familiar del anterior, el cual ostentaba en 1936 -y esa fue la causa de su asesinato en Paracuellos de Jarama, a los 28 años de edad- el cargo de jefe local de la Falange:




Lápida de José del Campo


LA CIUDAD DE ALCALA DE HENARES
A SU HIJO
JOSÉ DEL CAMPO CLEMENTE
JEFE LOCAL DE LA FALANGE
MUERTO POR DIOS Y POR ESPAÑA
EL 30 DE NOVIEMBRE DE 1936


EL EXCMO. AYUNTAMIENTO LE DEDICA ESTE
HOMENAJE EN LA CASA EN QUE NACIO
XXX  XI  MCMXLI


Lamentablemente, desde hace varios años no es posible ver la lápida. En un principio, porque al instalarse en el edificio un establecimiento de hostelería sus responsables colocaron varios carteles publicitarios en la portada, uno de los cuales la tapaba por completo. Posteriormente, a finales de 2013, los propietarios del inmueble la retiraron y se la entregaron al Ayuntamiento, quedando ésta depositada en dependencias municipales.

En una de las capillas laterales de la parroquia de Santa María, concretamente en la primera del lado de la Epístola -el derecho-, existe esta pequeña lápida que la cofradía de Nuestra Señora del Amor Hermoso dedicó en 1953 a Tomás de Gracia Rico, cabe suponer que presidente o benefactor -la lápida no lo aclara- de la cofradía:


LA
REAL E ILUSTRE ARCHICOFRADIA
DE
N.TRA S.RA DEL AMOR HERMOSO
DEDICA ESTE RECUERDO
EN MEMORIA DE
D. TOMAS DE GRACIA RICO
ALCALÁ 9 - 2 - 53




Lápida de la parroquia de Santa María


Uno de los edificios más conocidos de Alcalá es probablemente el Hospital de Antezana, una institución benéfica que viene desempeñando su labor de forma ininterrumpida desde hace ya más de quinientos años. Sus fundadores fueron el matrimonio formado por Luis de Antezana e Isabel de Guzmán, los cuales fueron enterrados en la capilla familiar que poseían en la antigua parroquia de Santa María, y más concretamente en la capilla aneja a la del Oidor en la cual se alza actualmente la réplica de la pila bautismal de Cervantes. Puesto que la iglesia quedó arrasada tras el incendio de 1936 siendo años después demolida en su mayor parte, en 1954, coincidiendo con las labores de restauración de lo poco que quedó en pie del antiguo templo, los responsables del cabildo del hospital decidieron trasladarlos a un lugar más acorde, la capilla del propio hospital, donde todavía hoy permanecen. Instalados en una hornacina de la pared, fueron cubiertos con una lápida que reza lo siguiente:




Lápida funeraria de Luis de Antezana


AQUÍ REPOSAN LOS RESTOS MORTALES
DE LOS MUY ILUSTRES SEÑORES
D. LUIS DE ANTEZANA Y Dª ISABEL DE GUZMAN
FUNDADORES DE ESTE SANTO HOSPITAL.
POR ACUERDO DEL ILTRE. CABILDO DE CABALLEROS HER-
MANOS, FUERON TRAIDOS A ESTE LUGAR, DESPUES DEL IN-
CENDIO DE LA IGLESIA DE SANTA MARIA LA MAYOR DONDE
DESCANSABAN EN LA CAPILLA DE SU FUNDACIÓN
D. E. P.
AÑO MARIANO DE 1954


Una segunda lápida sería colocada en el zaguán de entrada al edificio, en esta ocasión con la siguiente leyenda:




Lápida conmemorativa de la fundación del Hospital de Antezana


HOSPITAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA MISERICORDIA
FUE FUNDADO EN EL AÑO MCDLXXXIII
POR LOS MUY ILUSTRES SEÑORES
DN. LUIS DE ANTEZANA
Y
DÑA ISABEL DE GUZMAN.
EL ILUSTRE CABILDO DE CABALLEROS HERMANOS ACORDO
COLOCAR ESTA LAPIDA PARA PERPETUAR SU MEMORIA
AÑO MARIANO DE 1954


Hubieron de pasar casi treinta años para que se descubriera una nueva lápida, curiosamente también en el mismo hospital de Antezana y también en el zaguán, en concreto en la pared de enfrente de la anterior. En esta ocasión lo que se conmemoraba era el quinto centenario de la propia institución:




Lápida conmemorativa del quinto centenario del hospital de Antezana


EL ILUSTRE CABILDO
DEL
HOSPITAL DE NTRA SRA DE LA MISERICORDIA
Y SU COFRADIA
RINDEN PÚBLICO HOMENAJE A SUS FUNDADORES
D. LUIS DE ANTEZANA Y D.A ISABEL DE GUZMAN
EN LA CELEBRACION DEL V CENTENARIO
SIENDO PRESIDENTA DE HONOR
S. M. D.A SOFIA REINA DE ESPAÑA
1483-1983
LAUS DEO


En 1979, coincidiendo con el cincuentenario de la fundación de la Real Sociedad Deportiva Alcalá, el club descubrió una lápida en homenaje a quienes lo presidieron durante ese período, La lápida fue instalada en la entrada a los vestuarios, y su texto es el siguiente:




Lápida en homenaje a los presidentes de la RSD Alcalá
Fotografía cedida por Alcalá Digital


LA REAL S.D. ALCALA
EN MEMORIA Y AGRADECIMIENTO
A SUS INOLVIDABLES PRESIDENTES

D. FERNANDO PRESAS BORDONS
D. JUSTO MINGUEZ TOQUERO
D. ALFONSO REVILLA DELGADO
D. MARIANO BENEDICTO GONZÁLEZ
D. FRANCISCO MARCOS SOLANA
D. JULIO VALLEJO GARCIA
1929            1979


La década de los ochenta fue bastante pródiga en este tipo de homenajes, ya que son varias las lápidas de diferentes tipos que están fechadas en ella. En lo que respecta al grupo que estamos considerando ahora, hemos de avanzar hasta 1985, fecha en la que el ayuntamiento descubrió una lápida en la casa natal de Andrés Saborit, un político alcalaíno militante socialista y de la UGT que llegó a ejercer cargos de responsabilidad tanto en el PSOE y en UGT (llegó a ser vicepresidente de esta central sindical) como públicos: diputado en varias legislaturas durante el reinado de Alfonso XIII y la II República, y director general de aduanas durante la guerra civil. Terminada la contienda hubo de exiliarse de España, residiendo en Suiza hasta su retorno a nuestro país en 1977, tres años antes de su fallecimiento en 1980. La lápida, descubierta cinco años después de su fallecimiento, está situada en el número 2 de la calle del Ángel, justo enfrente de la de su rival político José del Campo, aunque a diferencia de la anterior ésta sí permanece visible. La lápida, de mármol, incluye un medallón de bronce con el busto del homenajeado. Ésta es la transcripción del texto:




Lápida de Andrés Saborit


AQUI NACIO
ANDRES SABORIT
COLOMER
HIJO ILUSTRE
DE LA CIUDAD
EL 9 - 11 - 1889
EL PUEBLO DE ALCALA
LE RINDE HOMENAJE
9 - 11 - 1985


Fechadas tan sólo un año más tarde nos encontramos con otras dos de ellas, descubiertas de forma prácticamente simultánea con una tercera, la de Salvador de Madariaga, recogida en el artículo correspondiente. Ambas siguen el modelo de la anterior, en piedra con un medallón de bronce representando el busto del personaje. La primera en orden alfabético es la de Luis Gómez Calleja “El Estudiante”, un torero nacido en Alcalá que desarrolló su carrera, con notable éxito, tras tomar la alternativa en 1931, retirándose de los ruedos en 1947. Cuando se erigió la lápida todavía vivía -falleció el 1 de julio de 1995-, por lo que pudo asistir personalmente a la ceremonia tras estar muchos años ausente de nuestra ciudad. La lápida fue instalada en su casa natal, en la calle del Teniente Ruiz, y la fotografía que reproduzco es antigua, puesto que las ramas de un árbol sin podar hacen difícil obtenerla ahora sin un pronunciado escorzo que dificulta su lectura:




Lápida de Luis Gómez “El Estudiante


A LUIS GOMEZ
EL ESTUDIANTE
QUE NACIO EN ESTA CASA
EL 20 - 2 - 1911
Y LLEVO A LOS RUEDOS
ESPAÑOLES SU ORGULLO
DE TORERO Y ALCALAINO
EL PUEBLO DE ALCALA
EN SU HOMENAJE 20 - 2 - 1986


La segunda corresponde a Fernando Sancho Huerta, un escritor local más conocido por su seudónimo literario de Luis Madrona, autor de unos artículos costumbristas en los que se describe de forma vívida y veraz como era la vida cotidiana de la Alcalá de principios del siglo XX, y el homenaje se le hizo coincidiendo con su nombramiento, a título póstumo, como cronista de la ciudad. La lápida está adosada a la fachada del primer piso de un bloque de viviendas situado en el número 1 de la avenida de Juan de Austria, por ser éste su último domicilio, aunque quizá habría sido mejor elegir alguna otra casa suya anterior a ésta y ubicada en el interior del casco antiguo. Por idénticas razones que en el caso anterior -las ramas de un árbol impiden prácticamente su lectura- reproduzco una fotografía antigua de la lápida:




Lápida de Fernando Sancho


EN ESTA CASA VIVIO Y MURIO
D. FERNANDO SANCHO
HUERTA
(LUIS MADRONA)
CRONISTA DE ALCALA
EL EXCMO AYUNTAMIENTO DE
ALCALA EN EL X ANIVERSARIO
DE SU MUERTE
7 - 3 - 1986


La década de los ochenta se cierra, en lo que a este apartado se refiere, con la lápida que en 1987 se dedicó, coincidiendo con la celebración del tercer centenario de la concesión a Alcalá del título de ciudad, al hidalgo alcalaíno Diego de Torres de la Caballería, uno de los responsables -aunque no el único- de las negociaciones que cristalizaron en la obtención del ansiado nombramiento, puramente honorífico en una época en la que la agonizante España de los Austrias estaba padeciendo una profunda decadencia. La lápida se colocó en la que fuera la casa solariega de Diego de Torres, en la plaza de la Victoria, hoy ocupada por la Cámara de Comercio, es de piedra y en esta ocasión no lleva medallón alguno sino tan sólo un escudo de Alcalá labrado en ella:




Lápida de Diego de Torres


A
DIEGO DE TORRES DE LA CABALLERIA
HIJO ILUSTRE Y COMISIONADO POR EL
CONCEJO QUE EN 1687 CONSIGUIERA
PARA LA VILLA DE ALCALA EL TITULO
DE CIUDAD
EL EXCMO AYUNTAMIENTO LE RINDE
HOMENAJE EN LA CASA DONDE VIVIO
19 MAYO 1987


La siguiente lápida es varios años posterior, ya que está fechada en 1995 sin que responda a ningún aniversario determinado, por más que el personaje homenajeado se merecía con creces el reconocimiento de su ciudad adoptiva. Juan José de Lecanda fue un sacerdote filipense, vasco de nacimiento y afincado en Alcalá, donde desarrolló una importante labor cultural y de promoción de la historia y el patrimonio complutenses. Aunque son muchos los detalles que se pueden resaltar de su vida -entre ellos su oposición a la demolición de la puerta de Madrid, decidida por un alcalde que no veía más allá de sus narices-, quizá el que más haya resaltado no sólo a nivel local, sino nacional, es el de su estrecha amistad con Miguel de Unamuno, gracias a la cual el prestigioso escritor visitaría Alcalá alojándose precisamente en el oratorio de San Felipe. La lápida, lógicamente, fue colocada en la fachada del oratorio junto a la puerta de entrada, en el rincón que forma ésta con la de la vecina iglesia. Es muy sencilla, de piedra caliza y con un escudo de Alcalá tallado como único adorno, al que acompaña el siguiente texto:




Lápida del padre Lecanda


LA CIUDAD DE ALCALA DE HENARES
AL
P. JUAN JOSE DE LECANDA (1853-1939)
SACERDOTE DE ESTE ORATORIO DE SAN FELIPE NERI
DEFENSOR Y DIVULGADOR DEL PATRIMONIO CULTURAL
DE ALCALA, AMIGO ENTRAÑABLE DE MIGUEL DE UNAMUNO
13 DE MAYO DE 1995


Dos años posterior es la lápida que honra la memoria de uno de los alcalaínos contemporáneos que más hizo a lo largo de su vida por defender y promover la historia alcalaína, José García Saldaña, fallecido un año antes -en diciembre de 1996- cuando ya estaba previsto nombrarle cronista oficial de la ciudad, por lo que tal nombramiento hubo de ser hecho, por desgracia, a título póstumo a la par que se descubría una lápida conmemorativa en la que durante muchos años fuera su residencia, la antigua casa solariega de su familia ubicada en la calle de Santiago, entre el Teatro Salón Cervantes y el viejo convento de Capuchinos. Lamentablemente las obras de construcción de nuevas viviendas sobre su solar han hecho que la lápida desapareciera, pese a que la fachada en la que estaba adosada se ha conservado, sin que nadie me haya sabido dar noticias de su paradero. ¿Se tratará de otro más de los innumerables casos de expolio de nuestro patrimonio que el propio Pepe García -así le llamábamos los amigos- denunció bajo el acertado epígrafe de “El saco roto de Alcalá”? Ojalá no sea así, pero en cualquier caso esa lápida, u otra similar en caso de haberse perdido, debería retornar a su lugar. La lápida, como se puede apreciar en la fotografía, era muy similar en diseño y material -piedra caliza- a la del padre Lecanda, con la salvedad de que esta última incorporaba también, además del escudo de Alcalá, el de la Institución de Estudios Complutenses, de la cual fue uno de sus miembros fundadores. La transcripción del texto es la que sigue:




Lápida de José García Saldaña


JOSÉ GARCÍA SALDAÑA,
CRONISTA DE LA CIUDAD,
COMPLUTENSE EMÉRITO,
VIVIÓ EN ESTA CASA.
ALCALÁ 15 NOVIEMBRE DE 1997


Fernando Sancho Thomé, hijo del anteriormente mencionado Fernando Sancho Huerta, fue un alcalaíno que se significó en diversos campos, desde el de la política -fue concejal, e incluso alcalde, durante bastantes años- al del derecho, puesto que era abogado de profesión, y destacó también, entre otras, por su afición taurina. Fallecido en 2008, tres años antes había recibido un homenaje por parte de sus compañeros de profesión en agradecimiento a su labor como decano del Colegio de Abogados alcalaíno, cargo que ejerció durante un dilatado período de tiempo. Por esta razón la lápida que se le dedicó fue instalada en uno de los patios de la sede de esta institución complutense, radicada en el que fuera el antiguo colegio cisneriano de la Madre de Dios, en la calle de los Colegios. Al homenaje se adhirió también la Sociedad de Condueños, propietaria del edificio, al ser Fernando Sancho miembro de la misma.




Lápida de Fernando Sancho Thomé


LA SOCIEDAD DE CONDUEÑOS
Y
EL COLEGIO DE ABOGADOS
DE ALCALA
A
FERNANDO SANCHO THOME
Decano, Abogado y Condueño
EN RECONOCIMIENTO
A SUS MERITOS
13-II-2005


En junio de 2008 el ayuntamiento alcalaíno rindió un homenaje a los toreros de la ciudad, descubriendo en la nueva plaza de toros sendas lápidas dedicadas a todos ellos. Los cinco diestros complutenses son Luis Gómez “El Estudiante”, fallecido en 1995, y los cuatro actualmente en activo: Jesús Romero, Luis Miguel Encabo, Regino Ortés y Matías Tejela. Las lápidas están confeccionadas en cerámica y, además de los nombres de los diestros, recuerdan la fecha y lugar donde tomaron la alternativa, así como sus padrinos y la ganadería que se lidió en esa ocasión. Lamentablemente se encuentran en el interior del recinto, razón por la que de momento no me ha sido posible fotografiarlas.

Durante varias décadas el Paredón del Milagro, vestigio de las edificaciones de la ciudad romana de Complutum, estuvo albergado en el interior de la ermita de los Santos Niños, erigida en 1963 por los hermanos Esteban Múgica en el lugar donde la tradición decía que fueron martirizados los patronos complutenses. Las excavaciones arqueológicas realizadas en el foro de Complutum, sobre el que ésta se alzaba, obligaron a la demolición de la ermita en 2008, aunque posteriormente el Ayuntamiendo descubrió, en e lugar en el que se encontraba la ermita, una placa metálica en recuerdo a Luis Esteban Múgica, uno de los tres hermanos gracias a los cuales se pudo preservar este vestigio arqueológico en una época en la que el voraz crecimiento de la ciudad se llevó por delante parte de su patrimonio histórico. Aunque la placa no está fechada, cabe suponer que se instalara a la par que las dos vecinas que conmemoran la rehabilitación del conjunto monumental del foro de Complutum, cuya inauguración tuvo lugar el 5 de agosto de 2009.




Lápida de Luis Esteban Múgica


PAREDÓN DEL MILAGRO,
LUGAR DEL MARTIRIO DE
LOS SANTOS NIÑOS JUSTO Y PASTOR.
RECUERDO Y HOMENAJE A
LUIS ESTEBAN MÚGICA
POR CONSERVARLO


En enero de 2014 se descubrió en el claustro del Centro de Salud municipal -antigua Casa de Socorro-, ubicado en la calle de Santiago, una lápida realizada en metacrilato que recuerda la memoria de Lorenzo Prada Fernández, quien ejerció allí como médico durante trece años.




Lápida de Lorenzo Prada Fernández


El Excmo. Ayuntamiento, agradeciendo los servicios prestados, a
D. LORENZO PRADA FERNÁNDEZ
médico de la Casa de Socorro de esta ciudad
(desde 1975 hasta 1988).
Alcalá, 18 de enero de 2014


La lápida más reciente por ahora, dentro de este apartado, es la que se descubrió el 24 de septiembre de 2016 en la calle -o callejón- de las Escuelas adosada a la fachada trasera del mercado municipal, dedicada a la memoria de Amparo Olivas Martínez, fallecida al ser atropellada el 18 de enero de 2016 por un camión de reparto justo en ese lugar. Amparo, tal como reza en la lápida, era una persona muy comprometida socialmente que desarrolló, entre otras, actividades de catequista y de atención a los más necesitados a través de la Casa de Acogida de la cofradía de la Virgen de las Angustias, razón por la cual su inesperada muerte fue muy sentida en la ciudad.




Lápida de Amparo Olivas Martínez


EN MEMORIA DE
AMPARO
“POR TANTOS ACTOS
SENCILLOS
CONVERTIDOS
EN ALEGRIAS Y
ESPERANZAS” 18-1-2016


Publicado el 14-1-2008
Actualizado el 18-9-2017