Iconografía de los Santos Niños en Alcalá de Henares
(I) Imágenes y tallas





Imágenes anteriores a la Guerra Civil (desaparecidas)



Alcalá de Henares, cuna del culto a los Santos Niños, alberga obviamente una rica iconografía sobre estos mártires, que intentaré desglosar a lo largo de varios artículos empezando en éste por lo que en el pasado se llamaba “imágenes de bulto”, es decir, tallas y esculturas de diversos tipos, aunque por razones de organización he excluido las pertenecientes a los diversos conventos y congregaciones religiosas de la ciudad, al disponer éstas de un artículo propio1.

En general me ceñiré a la iconografía que se conserva actualmente, aunque en algunos casos, si dispongo de datos de objetos desaparecidos a lo largo del tiempo, también los reflejaré. De hecho comienzo con unas imágenes perdidas, las que se custodiaron en la Catedral Magistral hasta 1936, fecha en la que el vendaval de la Guerra Civil se las llevó por delante como a tantos otros elementos del patrimonio artístico complutense. Así pues, lo que nos queda de ellas es tan sólo una añeja fotografía en blanco y negro de no demasiada calidad, pero que resulta suficiente para mostrar la valía artística de las mismas. Por desgracia, nunca se pudieron recuperar.




Imágenes de la Catedral Magistral (nave de la iglesia). Fotografía de Juan de la Plaza


Estas imágenes fueron reemplazadas por las actuales años después de terminado el conflicto. De 80 y 92 centímetros de altura respectivamente, imitan en lo posible a sus predecesoras, siguiendo unas líneas clásicas. Según relata Anselmo Reymundo en su libro Datos históricos de la ciudad de Alcalá de Henares, fueron sufragadas por suscripción popular -costaron 25.000 pesetas de la época-, siendo talladas por el escultor Clemente Caramazona y bendecidas el día 6 de agosto de 1949 por Casimiro Morcillo, entonces obispo auxiliar de la diócesis. Actualmente se encuentran colocadas en un lugar un tanto arbitrario de la Catedral Magistral, ya que hace algunos años se retiraron del presbiterio, desde el cual presidían la nave de la iglesia, para ser reubicadas en el muro de la nave de la Epístola -la de la derecha, según se mira el altar de frente- a la altura del crucero. Éstas son las imágenes que, salvo excepciones, suelen ser utilizadas en la procesión del 6 de agosto y, desde hace algunos años, en la de la Reversión de las reliquias y en la del Corpus.


Copias de las imágenes de la Catedral Magistral


Con objeto de celebrar el XXV aniversario de la reinstauración de la diócesis se realizaron unas copias de las imágenes titulares de los Santos Niños que se veneran en la Catedral Magistral, las cuales iniciaron una peregrinación, entre 2015 y 2017, por las distintas parroquias de su circunscripción acompañando a una urna con reliquias de los dos mártires. Las nuevas imágenes fueron confeccionadas en los talleres de arte religioso Artemartínez, de la localidad alcarreña de Horche, siendo entregadas al obispado el 13 de diciembre de 2015. Paralelamente a su recorrido pastoral diez meses más tarde, el 13 de octubre de 2016, intervinieron en la procesión extraordinaria con la que se celebró en Alcalá este aniversario.


Imágenes de la cripta de la Catedral Magistral


En la misma Catedral Magistral, y más concretamente en la cripta, se conserva otro juego de imágenes de los Santos Niños, ambas flanqueando el arca de las reliquias. Estas imágenes son antiguas, quizá del siglo XVIII, y muestran a los hermanos mártires más con aspecto de soldados romanos, con coraza y túnica corta, que con el más habitual de escolares ataviados con una toga. Tampoco he podido conseguir datos acerca de estas tallas, salvo un testimonio oral de que provendrían de algún templo desacralizado de Bilbao o de su entorno y que habrían llegado a Alcalá en algún momento después de la Guerra Civil. Esta información, aunque verosímil, no la he podido confirmar. Lo que sí afirma Anselmo Reymundo es que estaban en Alcalá con anterioridad a las de 1949 -lamentablemente no da ningún dato acerca de su procedencia- y que eran las que salían en procesión hasta que fueron reemplazadas por éstas.




Imágenes del Museo Diocesano


Aunque en la nave de la Catedral Magistral se conserva más iconografía de los Santos Niños, ésta no es ya de este tipo, razón por la que la describiré en los siguientes capítulos. Sin embargo en el Museo Diocesano, adjunto al recinto catedralicio, sí nos podremos encontrar con otras imágenes adquiridas en marzo de 2009 en el mercado del arte -no se indicó su procedencia exacta-, datadas en el siglo XVII y en muy mal estado de conservación, por lo que fueron restauradas por Ángela Flores previamente a su colocación en el museo.


Imágenes de la ermita de Santa Lucía


Justo enfrente de la puerta principal de la Catedral Magistral se alza la pequeña ermita de Santa Lucía, en la que se conservan otras dos imágenes de los hermanos mártires de estilo un tanto popular. Lamentablemente, carezco de datos acerca de su autoría y de la fecha en que fueron realizadas, aunque parecen ser relativamente modernas.




Retablo de la capilla privada del obispo, en el Palacio Episcopal. Fotografía de Juan de la Plaza


Cerca de la Catedral Magistral, en el Palacio Episcopal, el obispo complutense dispone de una capilla privada cuyo retablo cuenta con un crucifijo, una Virgen con el Niño y unas imágenes de los Santos Niños. Estas últimas son muy recientes, puesto que fueron talladas en los alcalaínos Talleres de Arte Granda a finales de 2008. Son de mediano tamaño -85 centímetros de altura- y, según datos proporcionados por los propios Talleres de Arte Granda, están realizadas en madera estofada. Dada su ubicación son muy poco conocidas, razón por la que hemos de agradecer al señor obispo que nos haya permitido fotografiarlas y reproducirlas aquí.




Imágenes de la capilla privada del obispo, en el Palacio Episcopal
Fotografía de Juan de la Plaza


A diferencia de lo que suele ser habitual ambas imágenes forman un único grupo escultórico, y sólo uno de ellos -Pastor, el mayor- porta la palma del martirio, mientras Justo lleva en la mano un pergamino enrollado en lugar de las tradicionales tablillas escolares. A los pies de los mártires yace una espada como símbolo de su martirio por decapitación y ambos van ataviados con túnicas largas cubiertas por sendas togas.




Imágenes del seminario diocesano. Fotografías de Juan de la Plaza


En el seminario diocesano, cuyos patronos son por cierto los Santos Niños, se encuentran otras dos imágenes de pequeño tamaño restauradas hace varios años, las cuales parecen ser bocetos previos de las tallas oficiales de la Catedral Magistral aunque sin nimbos dorados. Puesto que no son idénticas, aunque sí muy similares, cabe pensar que el escultor realizara modificaciones entre éstas y las definitivas.


Imágenes de la parroquia de Santa María. Fotografías de Juan de la Plaza


La siguiente parada es en la segunda parroquia de la ciudad, la de Santa María o de Jesuitas, como se prefiera. En el piso inferior del retablo mayor, prácticamente lo único que se salvó de los desmanes de la Guerra Civil y sus violentos preliminares, se alzan las imágenes de los patronos alcalaínos a ambos lados del tabernáculo del sagrario. Se trata de unas imágenes modernas, fechadas por Antonio Garza entre 1955 y 1959. Según datos proporcionados por Manuel Palero, que durante muchos años fue párroco de Santa María, su autor fue el escultor local Juan Antonio Palomo, siendo sufragadas por Ramón Esteban Mújica. Aunque son prácticamente contemporáneas a las de la Catedral Magistral presentan algunas diferencias con ellas, en especial un aspecto menos aniñado.




Imágenes de la parroquia de Santiago el día de su bendición
Fotografía de María Jesús Ortega


Aunque las parroquias modernas no suelen descollar por su iconografía, reducida en muchas ocasiones a lo estrictamente imprescindible, no es éste el caso de la parroquia de Santiago que, aunque heredera de la antigua homónima fundada por Cisneros, tuvo su origen en los años sesenta del pasado siglo. No obstante el edificio que ocupa -durante los primeros años estuvo radicada de forma provisional en la iglesia de las Adoratrices- es más reciente, ya que no fue construido hasta principios de la década de los setenta.




Imágenes de la parroquia de Santiago en su ubicación definitiva


Con el paso del tiempo esta parroquia ha ido atesorando una interesante colección de tallas, entre las que se cuentan los dos pasos de la cofradía del Cristo de los Desamparados y la Virgen de las Angustias y la del titular del templo, Santiago Apóstol. A ellas se sumaron muy recientemente -fueron bendecidas por el obispo el 11 de diciembre de 2011- las de los Santos Niños, donadas por un particular. Talladas por el escultor alcalaíno Javier Díaz Pintor, son de diseño clásico y presentan la peculiaridad de no estar policromadas.


Retablo e imágenes de la ermita del Val


Las siguientes imágenes de los Santos Niños son las que se conservan en la ermita del Val. Están colocadas a ambos lados del retablo, flanqueando a la titular del templo, y son muy parecidas, si no idénticas, a las ya descritas del seminario aunque en esta ocasión sí portan los nimbos, lo que les da un parecido aún mayor con las de la Catedral Magistral.




Imágenes de la parroquia de la Virgen de Belén


Creada en 1966, la nueva parroquia de la Virgen de Belén se asentó provisionalmente en la pequeña ermita de los Santos Niños, levantada algunos años antes sobre el Paredón del Milagro, el cual quedó en su interior. La parroquia se trasladó a su templo definitivo, en la Avenida de Madrid, en 1999, mientras la ermita, ya sin culto, fue demolida en 2008 dado que entorpecía la excavación de los restos de la basílica sobre los que se asentaba. El recuerdo de la desaparecida ermita perduró en la capilla que se construyó aneja a la parroquia, consagrada a los patronos complutenses, la cual cuenta con unas pequeñas imágenes -miden tan sólo 25 centímetros- realizadas en los talleres El arte cristiano de Olot. Existen, por cierto, otras similares -se trata, evidentemente, de figuras realizadas en serie-, aunque con una policromía algo distinta, en el colegio de las Filipenses.






Imágenes pertenecientes a la colección particular de Eduardo Bellot. Arriba, grabado en el que están inspiradas


Entramos en el apartado de las colecciones particulares con estas dos imágenes pertenecientes a la del alcalaíno Eduardo Bellot. Proceden de un taller sevillano, y están inspiradas en un conocido grabado del que existen diversas versiones. Pese a haber sido talladas hace muy pocos años, su estilo es completamente clásico.




Imágenes del siglo XV. Colección particular
Fotografía de Félix González Pareja


Termina este recorrido por la imaginería complutense de los Santos Niños, en lo que a figuras de cuerpo entero se refiere, con dos pequeñas tallas -miden tan sólo alrededor de unos 30 ó 35 centímetros- fechadas en el siglo XV y conservadas también en una colección particular.


Bustos de la ermita del Cristo de los Doctrinos


Pasemos ahora a los bustos. Los primeros los encontramos en la ermita del Cristo de Los Doctrinos; son probablemente barrocos, y representan a los dos hermanos degollados.




Busto de la Casa de Cervantes


Le llega el turno ahora no a una iglesia sino a un museo, la Casa de Cervantes, donde se conserva otro busto de factura diferente, aunque con evidentes similitudes de estilo. A diferencia de los anteriores en la peana no figura el nombre del mártir al que pertenece, y por desgracia falta la pareja que con toda seguridad le debió de acompañar inicialmente, tal como parece apreciarse en una antigua fotografía del Archivo Moreno2.


Bustos del siglo XVIII. Colección particular de Eduardo Bellot


Existen otros dos bustos más, en esta ocasión pertenecientes a la colección particular de Eduardo Bellot. Están realizados en cartón piedra, una técnica surgida en Nápoles en el siglo XVIII que permitía obtener copias a partir de una talla original, lo cual hace suponer que pudieran ser reproducciones de unas imágenes que, por el momento, no han podido ser localizadas.

Los bustos no están rotulados con los nombres correspondientes y, aunque las peanas son idénticas, presentan ligeras diferencias entre sí tanto en el tamaño y la proporción de las cabezas como en el torso, prácticamente inexistente en uno y más amplio y ataviado con una túnica romana el otro. En cualquier caso, se trata de una interesante aportación a la iconografía de los mártires complutenses.




Conjunto escultórico de la lonja de la Catedral-Magistral


El 13 de enero de 2018, como colofón de la conmemoración del quinto centenario de la muerte de Cisneros, se descubrió en la lonja de la Catedral-Magistral, frente a la fachada principal, un conjunto escultórico obra de Pedro Requejo Novoa. Fundido en bronce en un tamaño superior al natural, representa la figura del Cardenal Cisneros acompañado en deliberado anacronismo por los Santos Niños, patronos complutenses de los que se celebraba en 2018 el 450º aniversario de la reversión de sus reliquias.

La figura de Cisneros está flanqueada por Justo y Pastor, que visten túnicas romanas. Justo, el menor, porta las palmas del martirio mientras Pastor sostiene en sus manos, en clara alegoría, un tomo de la Biblia Políglota Complutense sobre la cual se alza una maqueta de la antigua colegiata, a ellos consagrada, que Cisneros reedificó y elevó al rango de Magistral.

Se da la circunstancia de que ésta es la única representación iconográfica de los mártires complutenses existente en las calles alcalaínas, ya que todas las demás, y son numerosas, se encuentran en el interior de las iglesias u otros edificios, públicos o privados. También se trata, si hacemos abstracción de las imágenes colocadas en las hornacinas exteriores de algunos templos, de la única escultura urbana que conozco de ellos a excepción de la que en 2006, con ocasión del jubileo de su martirio, se inauguró en la vecina localidad de Tielmes y en la que también están acompañados, en esta ocasión por su madre.





Publicado el 16-6-2010
Actualizado el 20-2-2018