Las fuentes complutenses (VI)
Fuentes de patios y jardines



En este artículo he recogido las fuentes situadas en patios y jardines, un término un tanto ambiguo ya que por jardines entiendo recintos cerrados -con independencia de que sean accesibles o no- tanto de propiedad pública como particular, dejando fuera a las zonas ajardinadas, sea cual sea su tamaño, que pueden identificarse como pequeños parques. Reconozco que la línea divisoria no es demasiado nítida ya que depende de mi criterio personal y por lo tanto subjetivo, pero se trata tan sólo de una forma como otra cualquiera de clasificar las fuentes existentes en Alcalá en diferentes artículos para que éstos no resulten demasiado largos y por consiguiente acaben siendo incómodos de leer.

Éstas estaban incluidas originalmente en el artículo dedicado a las fuentes de pequeño formato, y por lo tanto lo son, diferenciándose de las restantes que han permanecido en éste únicamente en su ubicación, ya que en todo lo demás se las podría considerar idénticas. Se trata, pues, de fuentes humildes, algunas de serie -lo que he venido a denominar estilo “Leroy Merlin”- y otras con un diseño extremadamente simple y construidas con materiales corrientes, pero no obstante su modestia y su pobreza ornamental, cumplen su misión dignificando rincones que sin ellas estarían todavía más desangelados.




Fuente de la calle de Nebrija



En el patio del número 3 de la calle de Nebrija se alza esta fuente ornamental que parece haber aprovechado el pretil de un antiguo pozo. En cualquier caso, y aunque en el momento en el que hice la fotografía no funcionaba, merece la pena recordar esta iniciativa particular.




Fuente del jardín de Capuchinos



En la calle Santiago se encuentra el jardín del antiguo convento de Capuchinos, actualmente ocupado por las concejalías de Patrimonio Histórico y Educación. En él se conserva el vaso de una antigua fuente ornamental lamentablemente desaparecida, por lo que sería interesante que fuera reemplazada por una nueva.




Fuente de la terraza interior de La Rollerie



La Rollerie es un restaurante de la calle Mayor que reproduce en su terraza interior un rincón provenzal. En el centro de ésta se alza una fuente parecida a otras de las existentes en distintos rincones de Alcalá.




Fuente de la antigua posada de Blas Acebrón



En el número 19 de la plaza de Cervantes, donde antaño estuviera la tradicional posada de Blas Acebrón, se construyó un nuevo edificio rehaciéndose el patio, el cual fue adornado con diversos elementos entre los que destaca la antigua pila de piedra, común entonces en Alcalá, recuperada y convertida en una fuente ornamental.




Fuente del jardín de Caracciolos



En el jardín lateral del antiguo colegio de Caracciolos, en la esquina de las calles Trinidad y San Julián, nos encntramos con esta fuente, de galería como la anterior, que pasa desapercibida a causa de lo recóndito de su ubicación, pese a que es perfectamente visible a través de la reja que separa al jardín de la calle. Lamentablemente la caída de piñas y hojas de los cipreses que la flanquean obligó a cubrirla con una red, lo que si bien evitó posibles atrancos desvirtuó por completo su función ornamental.




Fuente del jardín de San Lucas




La fuente en 2009 y su estado actual


Otro lugar céntrico y recoleto es el jardín del antiguo Hospital de San Lucas, vecino de la plaza homónima de la que le separa una valla y, por el momento, no visitable. En el centro de este jardín romántico se alza una fuente o, mejor dicho, se alzaba, puesto que de ella tan sólo quedan el vaso y el pie del elemento central. Esperemos que sea por poco tiempo -el jardín estaba siendo remodelado cuando tomé la fotografía y la fuente vuelva a ser repuesta. Mientras tanto, tendremos que conformarnos con una vieja fotografía tomada con ocasión de la nevada que cayó en Alcalá en enero de 2009.




Fuente del Hotel Laredo



En el jardín trasero del Hotel Laredo se encuentra una interesante y poco conocida fuente de reminiscencias mudéjares, siguiendo el estilo artístico del edificio. Tiene forma de lágrima y está cruzada por un puente que podríamos habernos encontrado en cualquier rincón de Andalucía. Lamentablemente cuando hice las fotografías la fuente estaba vacía y con los antiguos surtidores aparentemente desmantelados, sin que tenga la certeza de que haya sido restaurada; lo cual es de lamentar dado su potencial valor estético.




Fuente de la calle Huertas



En la calle Huertas, junto al paseo de la Estación, existe un pequeño jardín privado, separado de la calle por una verja, cuyo principal elemento decorativo es una fuente que, pese a su veteranía -lleva allí bastantes años-, no recuerdo haberla visto nunca con agua, no obstante lo cual merece ser recordada.




Fuente de la plaza de San José



Una plaza bastante atípica, ya que la zona ajardinada está completamente vallada y cerrada, cabe suponer que por tratarse de una propiedad particular aunque tampoco existen indicios de que la disfruten sus propietarios. En cualquier caso, en el centro de la plaza se alza una fuente de considerable envergadura que, al igual que ésta, se encuentra aparentemente sin uso.




Fuente de la avenida de Ajalvir



No muy lejos de allí, en el Chorrillo y más concretamente en la avenida de Ajalvir, se alza otra fuente de diseño parecido a la del Campo del Ángel. A diferencia de ésta no se encuentra en una vía pública sino en el jardín interior de una urbanización, por lo que se trata de una iniciativa privada que, en su modestia, contribuye a adornar su entorno.




Fuente del colegio Dulcinea



Aunque no resulta demasiado frecuente que los centros educativos cuenten con fuentes decorativas, el colegio público Dulcinea adorna con ésta el jardín que linda con la cuesta de Teatinos, junto al barrio de Los Nogales.




Fuente del centro comercial El Val



En el patio central del centro comercial El Val se encuentra esta fuente que ayuda a suavizar el ambiente artificial del recinto; al menos ésta es mi opinión, aunque he de reconocer que no soy aficionado a estas instalaciones y siempre he preferido las tiendas integradas en las calles. Claro está que hay gustos para todos, y mucho me temo que el mío no sea el mayoritario.




Ver también:
Las fuentes complutenses (I). Fuentes escultóricas
Las fuentes complutenses (II). Fuentes ornamentales
Las fuentes complutenses (III). Fuentes de pequeño formato
Las fuentes complutenses (IV). Fuentes de claustros
Las fuentes complutenses (V). Las fuentes del parque O’Donnell


Publicado el 24-3-2022
Actualizado el 9-4-2022