Las tres leyes de la humánica



1.- Un humano no puede dañar a un robot ni, por inacción, permitir que éste sea dañado.

2.- Un humano debe obedecer las órdenes dadas por los robots excepto cuando estas órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

3.- Un humano debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Leyes.


DISPOSICIÓN ADICIONAL

Cualquier violación de una o varias de estas Leyes por parte de un humano supondrá la supresión inmediata de sus constantes vitales.


Sanciono y ordeno acatar a todos mis súbditos.

Mechanicus I, Rex Robotorum


Publicado el 22-11-2022