Ultracortos




Ya lo dijo Baltasar Gracián, lo bueno, si breve, dos veces bueno... y como afirma el refrán, el buen perfume (y también el veneno) se guarda siempre en frasco pequeño. Así pues, conviene no menospreciar a unas creaciones literarias, fugaces como un relámpago pero rotundas como un trueno, capaces de resumir en tan sólo unas pocas palabras ideas tan fulminantes como el conocido ultracorto de Fredric Brown: “El último hombre vivo en la Tierra estaba sentado en su casa. Llamaron a la puerta”.

A mí siempre me han interesado los ultracortos, microrrelatos o brelatos, un neologismo -creo- de mi invención, tanto en mi faceta de lector como en la de escritor. Así pues, y en lo que respecta a esta última, he considerado conveniente separar a mis ultracortos de los relatos más largos, dándoles un apartado propio... con la excepción, eso sí, de los pertenecientes a ciclos concretos como los Apócrifos irreverentes, la serie de El fin de una rivalidad o la de Burocracia celestial, dado que por encima de su longitud estimo conveniente mantener la coherencia argumental.

Una vez llegados a este punto, se plantea la inevitable -e insidiosa- pregunta: ¿qué es un ultracorto? O, mejor dicho, ¿cuál es su longitud? Porque si bien el límite inferior es evidente -una palabra-, el superior no está ni mucho menos tan claro. Buceando por internet, y más concretamente por convocatorias de concursos literarios, podemos hacernos una idea: según las fuentes, entre doscientas y trescientas palabras. Este formato viene a coincidir, más o menos -ampliándolo hasta alrededor de las trescientas cincuenta-, con la extensión de una página, lo cual me parece un criterio razonable a la par que bastante práctico. No obstante, y puesto que en internet no se puede hablar en sentido estricto de “páginas”, al menos tratándose de formato html, he decidido convertirlo en “una pantalla”, entendiendo como tal que el relato aparezca completo, dentro de lo posible, sin necesidad de tener que recurrir a los cursores verticales que permiten desplazar el texto según éste se va leyendo. Obviamente esto dependerá del monitor, pero dado el formato que yo utilizo, y considerando un monitor de tamaño normal, se puede ampliar ligeramente el límite superior dejándolo en alrededor de unas quinientas palabras, valor que será el que tome para diferenciar entre mis ultracortos y los relatos de longitud superior... aunque pudiera ser que algún puntilloso objetara acerca de la poca “ultracortedad” de los más largos, algo por lo demás inevitable se corte por donde se corte.

Aunque en un principio los organicé alfabéticamente, al aumentar su número he considerado conveniente distribuirlos por temáticas, aunque el criterio seguido es un tanto laxo.

La mayoría de los relatos de esta sección fueron publicados inicialmente en diversas páginas. Siguen activos los enlaces de Alfa Erídani , Axxón , BEM online , MiNatura y Tau Zero , junto con algunos de NGC 3660 ya que varios se perdieron tras el cierre de la primera etapa de esta página y no se llegaron a recuperar en la segunda. Algo similar ocurre con los ultracortos que envié a diferentes concursos del diario El Mundo , todos los cuales se pueden descargar de internet a excepción del presentado a una de las convocatorias, desconozco por qué razón.

Por el contrario otros desaparecieron junto con las páginas que los albergaban, como ocurrió con Diario de Alcalá , Ediciones Efímeras y la Revista Ochocientos .

Asimismo, y gracias a los buenos oficios de José Joaquín Ramos, editor de Alfa Erídani, cinco de estos microcuentos fueron publicados, en mayo de 2015, en el blog italiano Pegasus de literatura fantástica internacional, dentro de la segunda entrega dedicada a autores en lengua española.

En varias ocasiones me presenté a los concursos de microrrelatos convocados por Cercanías Renfe , El Cultural , Metro de Madrid , EMT de Madrid o Radio Nacional de España , siempre sin resultado, por lo que los enlaces externos no están activos.

Por último, los que sólo he publicado en mi página están marcados con el icono y tampoco reenvían a ningún enlace externo.

A la derecha de los títulos figura, por último, la fecha de publicación o, en su caso, de la última actualización de cada relato.

Existe asimismo la posibilidad de descargar la totalidad de estos relatos en un único fichero en formato pdf, azw3, epub, fb2 o mobi.

boton